Avalan en Chile ley para ampliar penas por violencia de género



Este lunes, organizaciones feministas y algunos sectores de la sociedad celebran un paso más dentro de la lucha por visibilizar y sancionar la violencia de género en Chile.

El presidente Sebastián Piñera promulgó hoy mismo la llamada “Ley Gabriela”, que amplía los alcances y las penas contra la violencia de género.

Durante una ceremonia en uno de los salones del palacio de gobierno de La Moneda, el mandatario chileno explicó que la norma incluye todos los delitos de odio de género y aplica no sólo al esposo o conviviente, como establecía hasta ahora el Código Penal en Chile.

“La Ley Gabriela” también elimina la causal de “arrebato” o emoción violenta como atenuante para los atacantes y establece una pena de entre 15 años de cárcel y cadena perpetua por feminicidio.

¿Por qué Ley Gabriela?

Esta ley, que ya había sido aprobada por el Congreso, tomó el nombre de la joven Gabriela Alcaíno, de 17 años, quien en 2018 fue asesinada junto a su madre por un exnovio que no aceptó la ruptura de la pareja.

La nueva norma considera delito contra la mujer “todo aquello que signifique una manifestación de odio, menosprecio, abuso por causa de género”, dijo el presidente de Chile. Entre las formas de violencia de género o contra la mujer se consideran la física, psicológica, sexual, económica, institucional, política y laboral.

El mandatario llamó a “todas las mujeres de Chile a denunciar de inmediato cualquier riesgo o cualquier amenaza contra su integridad, contra su vida”.

Feminicidios en Chile
En 2019 se registraron 45 feminicidios en el país sudamericano, tres más que en 2018.

A la ceremonia asistió el tío de Gabriela, Rodrigo Alcaíno, quien agradeció el trabajo parlamentario en la rápida sanción de la ley. “Es una esperanza de justicia, pero también es urgente la prevención, educación, planificación, para no llegar a los crímenes por motivos de violencia de género”.

En Chile varias leyes afectan a las mujeres sólo por su condición. Por ejemplo, las aseguradoras privadas de salud cobran más caras algunas prestaciones y las administradoras de pensiones les reducen el monto de las jubilaciones porque en promedio viven más que los hombres.

Fuentes: Agencias 
Compartir en Google Plus

Editores Periódico Frontera de Tamaulipas

0 comentarios: