Morena: ¿Por que perdieron?

Por Oscar Díaz Salazar
Se fueron solos. Rechazaron la coalición (con el PT) que medio año antes les dio un triunfo contundente.
Se confiaron en la popularidad y aceptación que aún conserva el presidente López Obrador.
Procesaron mal las candidaturas. Alentaron a muchos y optaron por el dedazo, sin dialogar con los marginados, sin hacer la “operación cicatriz”
Rechazaron a dos ex alcaldes de Río Bravo, -uno de ellos, Diego Guajardo, enemigo político del Gobernador-, que pretendían ser postulados en el distrito 8.
Rechazaron al aspirante propuesto por el presidente municipal de Ciudad Madero, que finalmente fue candidato del Partido del Trabajo.
No le permitieron, al alcalde de Matamoros Tamaulipas, Mario López, llegado al cargo con las siglas de MORENA, elegir al menos uno de los candidatos de los tres distritos qué hay en el municipio que gobierna. Ofrecieron un lugar de privilegio en la lista plurinominal a la hermana de Carlos Cantú Rosas, pero no la pusieron a competir en un distrito.
No hubo participación o apoyo de los funcionarios federales.
Para los distritos de Reynosa eligieron a priistas recién conversos y afines a los actores que participaron en la elección anterior (JR, Zertuche y Víctor Garza). Rechazaron a un ex diputado federal panista, Humberto Prieto, y a prospectos que representaban a los fundadores del partido, como el Profesor Enrique Torres o el Contador Francisco Tenorio. No hubo acompañamiento de las grandes figuras nacionales. No se pararon en toda la campaña, y el par que acudió al Estado, se dedicaron a alimentar sus conflictos internos y personales, con miras al relevo en la dirigencia nacional de MORENA.
Falló o aún no está listo el voto clientelar, derivado de las lealtades y afinidades que se cultivan con los programas sociales, becas, despensas, apoyos a tercera edad, etc.
No hubo recursos económicos para hacer una campaña decorosa, ni se observó que del partido a nivel central les hubieran aportado en especie: banderines, gorras, camisetas, calcas, lonas, trípticos, etc. Uno de los candidatos, de Reynosa, rechazó el ofrecimiento de un generoso apoyo monetario (dinero no ligado al crimen organizado) con un pretexto absurdo. No quería ganar. Se intuyen acuerdos con el PAN gobierno del Estado, pues se pasaron de modositos y bien portados, y nunca se les escuchó una crítica a los gobernantes locales. Realizaron una campaña austera en grado superlativo, casi casi miserable. A puro gastar suela, saliva y sudor....
Lo invito a comentar y/o completar esta lista.
Compartir en Google Plus

Editores Periódico Frontera de Tamaulipas

0 comentarios: