Cómo ayudar a mi pareja a salir de la depresión

Autora: Ana Hidalgo

La depresión es una enfermedad que afecta, según la OMS, a unos 350 millones de personas en todo el mundo.
Es un problema muy serio a nivel mundial, que produce gran sufrimiento y, en el peor de los casos, suicidio.
No hay que confundirlo con un simple decaimiento o con una sintomatología pasajera de estado de ánimo deprimido.
La depresión 
puede ser un gran monstruo con el que lidiar, pues no sólo afecta a la persona que lo sufre, si no, también a las personas cercanas que ven sufrir a la persona deprimida.
Cuando es nuestra pareja la que sufre una depresión, no debemos olvidar que:
  • No es algo que nuestra pareja esté eligiendo hacer, es una enfermedad que está atravesando en estos momentos.
  • No se trata de un fallo en su carácter, es una enfermedad seria donde la bioquímica del organismo se ve afectada.
  • Agota física y emocionalmente a la persona que la padece y la estigmatiza socialmente.

¿Qué puedo hacer si mi pareja tiene depresión?

  • Cuídate a ti mismo.

Tratar con una persona deprimida tiene un alto desgaste, por lo que necesitarás energía y ánimo para poder ayudarla.
Reserva tiempo para mantener tu ánimo arriba haciendo actividades que te agraden, además de cuidar tu alimentación y descanso.
  • No culpabilices a tu pareja y tampoco a ti mismo.

Son frecuentes pensamientos del tipo:
“¿En qué fallo que no soy capaz de hacer feliz a mi pareja?” o “a mi pareja le falta carácter y por eso está así”.
Con frecuencia tratamos de entender la enfermedad como si fuese culpa de alguien cuando lo cierto es que es una situación que nadie desea y de la que nadie tiene la culpa.
  • Trata de entender a tu pareja y ten paciencia.

Habrá momentos en los que pienses “ahora me trata fatal, ya no me quiere”.
Con mucha probabilidad tu pareja estará experimentando cambios de humor en los que la tristeza y la ira se combinen, mostrará menor interés por las relaciones sexuales, será más descuidada, le costará tomar decisiones, tendrá poca energía, llorará, se quejará…
Esto no es agradable para ninguno, pero recuerda que es por la enfermedad, y es temporal. Tu pareja no es así.
  • Escucha y apoya a tu pareja.

Es probable que tu pareja no tenga ganas ni de hablar, respeta sus silencios, pero no evites el tema.
Hazle saber que te tiene ahí para cuando necesite hablar y desahogarse, o simplemente que estarás cuando te necesite.
  • No le pidas explicaciones de lo que sucede.

Tu pareja tampoco entiende qué es lo que le está pasando, por lo que no la agobies, esto puede llevarla a sentirse culpable por la situación que atraviesa.
Recuerda que no hay culpables y que es todo su organismo el que está experimentando un cambio, a nivel físico, psíquico y químico.
  • Pregúntale sobre sus sentimientos y anímale a acudir a un especialista.

No se trata de hablar del tema a todas horas, tampoco eso es bueno, pero sí de entender el alcance de su situación.
Según la OMS, cada año más de 800.000 personas se suicidan. Si hay indicios, no lo dejes pasar por alto, pedid ayuda inmediata.
  • Muéstrale que entiendes por lo que está pasando.

Dale esperanzas y sé honesto. La depresión es una enfermedad grave, sí, pero tiene tratamiento.
Informaos sobre el tema y consultar juntos al especialista. El contar con información de primera mano sobre lo que está sucediendo os ayudará a entender mejor lo que ocurre.
  • No banalices la situación.

Es comprensible que quieras animar a tu pareja con frases: “mira te he preparado tu plato favorito”,” hay otros que están peor que tú” … pero esto puede llevar a tu pareja a frustrarse aún más.
Ahórrate consejos banales del tipo: “vamos, anímate”, “venga, sólo tienes que divertirte un poco”.
En ocasiones estos mensajes hacen sentir a la persona deprimida que no es capaz de cumplir las expectativas de los demás, y que no es comprendida, pues no es tan sencillo salir adelante y esbozar tan siquiera una sonrisa de compromiso cuando se está deprimido.
Recuerda que es una enfermedad grave y lo que menos le apetece a tu pareja es oír una y otra vez la misma cantinela como si fuese tan sencillo solucionarlo.
  • Hazle saber las muchas cualidades que tiene y lo mucho que la aprecias.

Muy probablemente tu pareja piense algo como: “quién me va a aguantar así, voy a perder a mis seres queridos”
El tenerte de apoyo y recordar lo importante que es para ti le ayudará a seguir hacia delante.
A veces, unas palabras amables, o un simple abrazo, pueden ser un gran consuelo.

Ante una situación difícil, siempre hay algo que puede hacerse. Aquí te he nombrado algunos de los principales consejos, pero mi mejor recomendación es acudir a terapia y dejarse llevar de la mano de un profesional de la psicología.
Si estás interesado en recibir mi ayuda profesional, puedes contactarme pinchando aquí.
Envíame el cuestionario adjunto relleno y me pondré en contacto contigo lo antes posible para conocer más detalles sobre tu caso.
Sobre la autora:
“Soy Ana Hidalgo, psicóloga de profesión y persona como tú, con grandes experiencias tanto a nivel personal como profesional.
Me dedico a ayudar a personas a superar situaciones difíciles y salir fortalecidas de ellas.
Si quieres recibir semanalmente artículos sobre amor, desamor y relaciones en general, suscríbete gratis a mi blog”.
Compartir en Google Plus

Editores periodico frontera

0 comentarios: