Política Al Margen


*¿Aumentan Feminicidios por Cuarentena?

*Edomex, CDMX, NL, Puebla y Jalisco; los Peores


Argonmexico / QuédateEnCasa, pero sin pareja… Ante la cuarentena obligada por el Covid-19, las mujeres que sufren maltrato por parte de su pareja enfrentan mayor riesgo al quedarse en casa, pues al estrés por la pandemia se suma que las parejas violentas esperan que ellas asuman toda la responsabilidad de la casa y los hijos.

Durante el 2019 poco más de la mitad de los feminicidios y de la violencia que los acompaña se concentró en seis entidades del país. Sobresale Veracruz, al haber registrado 163 mujeres asesinadas por razones de género; le sigue el Estado de México, con 125 casos; la Ciudad de México, 68; Nuevo León, 67; Puebla, 60 y Jalisco, 56.

Una investigación de la Dirección General de Análisis Legislativo del Instituto Belisario Domínguez (IBD) del Senado de la República, reporta que los estados con el menor número de feminicidios son: Baja California Sur, 2; Tlaxcala y Yucatán, 3 cada uno; en tanto que Aguascalientes y Nayarit registraron cinco asesinatos de mujeres.

El estudio “Feminicidios y asesinatos dolosos de mujeres y niñas en México en 2019”, realizado por Irma Kánter Coronel, anota que, a nivel municipal, los datos del Secretariado Ejecutivo muestran que el delito de feminicidio afectó a las mujeres y niñas de 404 municipios y alcaldías; mientras que en las otras 2,059 demarcaciones administrativas del país no se reportan asesinatos por razón de género.

Revela además que en las alcaldías con el mayor número de casos de feminicidios aparece Monterrey, primer nefasto lugar con 19, seguido de Culiacán, 17; Iztapalapa, 14; San Luis Potosí, 13; Tijuana, Ciudad Juárez, Guadalajara y Xalapa con 12 cada una; Coatzacoalco, Puebla y el municipio tabasqueño de Centro, 11; la alcaldía de Gustavo A. Madero, Toluca, Cuernavaca y Veracruz, con 10. Se trata en general de municipios y alcaldías de carácter urbano, la mayoría son incluso capitales estatales.

Lo más alarmante que denuncia el análisis del IBD es que 98 de los asesinatos cometidos por razones de género en 2019 fueron de niñas y adolescentes menores de 17 años.

Y que la falta de armonización del delito de feminicidio en la mayoría de los códigos penales locales, y las deficiencias en el sistema de impartición de justicia, donde muchos de los asesinatos por razones de género continúan sin ser investigados, juzgados y sancionados, permite que los culpables de muchos de esos asesinatos por razones de género no sean procesados y, en su caso, castigados.

Vale remarcar que la violencia contra la mujer ha tenido un repunte significativo, como resultado de las necesarias medidas de aislamiento social implementadas para detener la transmisión del Covid-19.
De acuerdo con la Secretaría de Gobernación, en el contexto de la emergencia sanitaria, las llamadas al 911 que reportan violencia intrafamiliar se han incrementado entre el 30 y el 100 por ciento, y en algunos refugios de mujeres se han duplicado las solicitudes de asilo por violencia.
Al respecto, la Red Nacional de Refugios calcula que durante la pandemia se han asesinado a más de 103 mujeres en nuestro país.

La directora de la Red Nacional de Refugios A.C., Wendy Figueroa Morales, alerta que el número de llamadas y mensajes de mujeres pidiendo auxilio, porque su pareja se comporta más violenta durante estos días de cuarentena (al 30 de marzo pasado), aumentó de 60 a 160 diarios.

También Ana María Gutiérrez González, directora del refugio “El Vuelo de Mariposas”, acusa que las mujeres que han llamado pidiendo apoyo narran que “antes de la cuarentena iban a su trabajo más de ocho horas y casi no veían a su esposo, y entre sus actividades cotidianas, como llevar a los niños a la escuela, había más oportunidades de evitar la cercanía con el agresor, pero ahora todo cambió”.

La Encuesta Nacional de Hogares del Inegi de 2017, señala que 35.1 por ciento de la población de la Ciudad de México habita en departamentos, de los cuales 6.8 por ciento lo hace en condiciones de hacinamiento, y 64.9 por ciento en casas independientes.

Víctimas que han contactado a la Red Nacional de Refugios A.C. aseguran “que el esposo les advirtió: ‘qué bueno que te vas a quedar en casa, porque ahora sí vas a cumplir con las tareas que te corresponden, ahora sí me vas a atender’”. Otras mujeres acusan que el mensaje ha sido: “qué bueno que no vas a salir, porque así ya no me vas a poner el cuerno”.

ONU Mujeres advierte que “debido a las restricciones de circulación y a la cuarentena, las mujeres sobrevivientes de violencia pueden enfrentar obstáculos adicionales para huir de situaciones violentas, o para acceder a órdenes de protección y servicios esenciales que pueden salvar vidas; además, el impacto económico de la pandemia puede generar barreras, para dejar una pareja violenta, así como mayor riesgo de explotación sexual”.

En ese sentido, la directora de “El Vuelo de Mariposas” expone que una mujer víctima de violencia extrema que llega a un refugio con sus hijos debe quedarse tres meses para recibir atención sicológica, médica y legal. También se les ayuda a realizar un plan de vida para poder independizarse, ponerse a salvo de su agresor y estar en condiciones de dejar el refugio.
Gutiérrez González señaló que en las grandes urbes un número importante de familias viven en departamentos de pocos metros cuadrados, donde habitan cinco o seis personas. Peor aún, un problema derivado de la cuarentena se magnifica cuando mujeres que ya tenían un empleo de pronto lo pierden.
Existen casos como el de una mujer que trabajaba en una fondita, pero a partir de que la dueña decidió cerrar porque con la cuarentena ya no tiene clientes. Ahora, conseguir un trabajo será más difícil para muchas de ellas”, aduce Gutiérrez González.
La directora de la Red Nacional de Refugios A.C. repuso que cuando en uno de los cinco refugios que opera este organismo en la ciudad reciben llamadas de mujeres que piden orientación, les piden “no esperen a que la situación de violencia se vuelva más extrema; si tienen una red de apoyo, lo ideal es que pueden pasar la cuarentena en otro espacio habitacional donde no haya situaciones de violencia”.
Aunque los refugios de esta organización civil están colapsados, queda claro que las mujeres que enfrenten una situación de violencia intrafamiliar en la Ciudad de México, pueden llamar a la Red Nacional de Refugios al teléfono 5243 6432 y en provincia al 800 822 4460; como igualmente pueden hacerlo al 911. Porque hay dementes que creen haber nacido en probeta…
Compartir en Google Plus

Editores Periódico Frontera de Tamaulipas

0 comentarios: