Pide Trump 4 mil 500 mdd para enfrentar migración


Estados Unidos.- El gobierno del presidente Donald Trump solicitó al Congreso 4 mil 500 millones de dólares en fondos de emergencia para enfrentar el aumento de la migración en la frontera de Estados Unidos con México, al asegurar que los recursos fiscales han sido desbordados por la situación.  

Trump calificó a principios de este año la afluencia de migrantes como una emergencia nacional, lo que le permitió redirigir más de 6 mil millones de dólares para construir un muro en la frontera, un compromiso central de su campaña presidencial de 2016.
La nueva solicitud de 4 mil 500 millones de dólares se suma a la financiación para el muro y busca atender la situación creada por un récord de familias centroamericanas que buscan asilo en Estados Unidos, lo que ha copado la capacidad de refugios para migrantes en ciudades fronterizas como El Paso y Las Cruces.
«Las agencias se están quedando literalmente sin fondos», dijo un alto funcionario del gobierno a periodistas en una conferencia telefónica.
Por la mañana, Trump reiteró que México debe detener las caravanas de migrantes centroamericanos que se dirigen a la frontera de Estados Unidos.
En su cuenta de Twitter señaló que el Congreso de Estados Unidos debe cambiar las leyes de inmigración porque los demócratas no actuarán para detener el flujo de inmigrantes.
Además, aseguró que un muro 400 millas está siendo construido en la frontera sur de Estados Unidos.
Estados Unidos tiene desplegados ya a unos 6,000 militares en la frontera con México, entre soldados en activo y reservistas de la Guardia Nacional, como consecuencia de la voluntad de Trump de marcar músculo ante la llegada de varias caravanas de inmigrantes indocumentados el año pasado.
Dadas las limitaciones legales de su misión, los soldados se han dedicado a reforzar la valla fronteriza que separa Estados Unidos y México y a ayudar a la Patrulla Fronteriza (CBP, en sus siglas en inglés) en el transporte de suministros.
A principios de abril, Trump cedió en su amago de clausurar la frontera con México, al afirmar que dará al país vecino un año para detener el flujo de drogas, o de lo contrario impondrá aranceles a sus automóviles antes de decidir si clausura la zona limítrofe.
El gobernante reconoció entonces que su amenaza de gravámenes podría interferir con el renovado acuerdo comercial entre Estados Unidos, México y Canadá, conocido como T-MEC y pendiente de ratificación por los poderes legislativos de los tres países.
Trump dio así marcha atrás a su amenaza de cerrar el linde en esa semana, unos días después de exigir que México detuviera “de inmediato” el flujo de inmigrantes indocumentados que atraviesan su país hacia Estados Unidos, o de lo contrario clausuraría esa zona limítrofe.
Compartir en Google Plus

Editores Periódico Frontera de Tamaulipas

0 comentarios: