El maestro siempre nos inculcó valores y respeto: María Aurora


“Para él no había diferencias, todos éramos iguales, ricos o pobres, éramos sus alumnos por igual, mi maestro Rigoberto, en sexto año, siempre nos inculco, el respeto y los valores”, así de diferente fue ahora el acto protocolario donde se realizó la reposición de banderas, en la escuela primaria “Benito Juárez”, de la comunidad González Villarreal, en el Municipio de San Fernando, dónde el Secretario General de la Sección 30 del SNTE, inicio su actividad académica y profesional, hace algunos años.

“A mis maestros de hace 40 años, los recuerdo, en especial al maestro Rigo, a la maestra Lupita, su esposa y la maestra Esthela, a quienes todavía saludo con mucho respeto, a quiénes los puedo ver con cariño, “el maestro fue un excelente profesor, en toda la extensión de la palabra, explicaba realmente con entrega a la docencia, nos ponía atención, llegaba y saludaba, se dedicaba a lo que era, a enseñar, no andaba con juegos o bromas, todo el tiempo a lo que era, a dar clases y preparar a sus alumnos, simplemente un excelente profesor”, dijo María Aurora Arizmendi Caballero, su ex alumna.

Una reposición de bandera diferente, aunque con el protocolo y la solemnidad, pero distinta porque ahí en la institución educativa, el Secretario General de la Sección 30 del SNTE José Rigoberto Guevara Vázquez y su esposa Lupita, vivieron una vez más la etapa que pasaron como maestros de grupo, “ahí estaban nuestros dormitorios, y esa banqueta fue la que construyó Don David Lara Hernández, Presidente de la Liga de Padres de Familia, “les hice esas banquetitas para que no se ensucien sus zapatitos, nos decía”, comentó

En el evento el Presidente Municipal, de San Fernando, José Ríos Silva, Presidente Municipal de San Fernando, acompañado de su Esposa Rosy Garza, autoridades educativas, maestros y alumnos de las distintas instituciones, quienes fueron testigos también de la inauguración de una techumbre que se construyó en la conjunción de esfuerzos entre el Gobierno Estatal y Municipal, para beneficio de los maestros y alumnos de esa institución educativa.


¿Qué le digo yo?, “fueron muy lindos ellos, Lupita y Rigo, llegaron jovencitos, amables, gentiles y muy trabajadores, Rigoberto, una persona orgullosa de su profesión, dedicado completamente porque aun cuando era secretario general de la zona jamás falto a sus labores, al contrario, se iba a Victoria, porque le llamaban, llegaba pedía permiso a los padres de familia de modo de suplir sus faltas en día inhábiles”, ¡hay por eso lo recuerdo tanto!, “porque ahorita, no regalamos ni cinco minutos”, dijo en referencia a Guevara Vázquez, María Salustia Garza Cruz, su directora de ese entonces.
Compartir en Google Plus

Editores Jonathan Sosa Mx

0 comentarios: