La Cuarta Transformación

PALACIO
Por Mario Díaz.

                 



-110 objetivos prioritarios…¿y?
-Bombo y platillo de la PGR
-“Ya no reneguemos….”

CON justa razón, la sufrida sociedad azteca hace votos porque la pretendida Cuarta Transformación de ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR, a través del Movimiento de Regeneración Nacional, contemple un programa eficaz que devuelva la tranquilidad ciudadana y frene el fortalecimiento e impunidad del crimen organizado. Al menos durante los sexenios de VICENTE FOX QUESADA, FELIPE CALDERON HINOJOSA, y ENRIQUE PEÑA NIETO, las acciones gubernamentales en ese rubro fueron un rotundo fracaso.

Es por ello que luego de la Independencia, la Reforma y la Revolución, las esperanzas están puestas en la Cuarta Transformación de México que pretende el virtual presidente de los mexicanos. Misión difícil, ni quien lo dude, más no imposible.

Es preocupante que la Procuraduría General de la República anuncie con bombo y platillo la detención de 110 de 122 objetivos prioritarios relacionados con distintos cárteles de la droga. También, que se reconozca oficialmente que al menos doce organizaciones criminales hacen y deshacen a lo largo y ancho de la República Mexicana.

La PGR acepta la actividad delictiva y poderío de los cárteles identificados como Los Zetas, de Sinaloa, de ciudad Juárez, de los Beltrán Leyva, Caballeros Templarios, del Golfo, Jalisco Nueva Generación, de Tijuana y el de la Familia Michoacana. La dependencia encargada de la procuración de justicia federal asegura que los 110 criminales detenidos pertenecen a esas bandas de individuos fuera de la ley, y que solo faltan 12 por localizar y arrestar.

El gobierno de PEÑA NIETO considera que con el encarcelamiento de NEMESIO OCEGUERA CERVANTES (a) “El Mencho”, líder del Cártel de Jalisco Nueva Generación, y de ISMAEL “El Mayo” ZAMBADA, quien encabeza el Cártel de Sinaloa, su administración se vería coronada por el éxito en lo que respecta al combate al crimen organizado. Por supuesto, nada más alejado de la realidad.

Justamente, con la llegada del nuevo siglo y la primera alternancia política en México, los tentáculos de la delincuencia organizada alcanzaron a las más altas esferas gubernamentales a través de la corrupción, franqueando el paso, obviamente, a la impunidad.

Desde esa perspectiva, ¿cuál es el beneficio real para la sociedad mexicana el encarcelamiento de 110 de 122 objetivos prioritarios criminales? Por el contrario, tal parece que las organizaciones criminales se fortalecen, pues no existe ninguna evidencia que su actividad haya disminuido o su poderío económico afectado a pesar de que 110 delincuentes se encuentren recluidos y sujetos a proceso en distintas cárceles.

Es por ello que los habitantes en el “cuerno de la abundancia” cifran sus esperanzas en el gobierno que iniciará ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR a partir del primero de diciembre y que la Cuarta Transformación contemple el sometimiento-sea la vía que fuere-de las organizaciones criminales. Ya no es posible que calles, brechas y carreteras sean convertidas en campos de batalla entre delincuentes y fuerzas federales armadas. El video que circuló en redes sociales y la masacre en ciudad Juárez, la semana pasada, son claros ejemplos de la gravedad del asunto.

Mientras tanto, esperemos y confiemos.

DESDE EL BALCON:
Por supuesto que le asiste y sobra razón al paisano y decano del periodismo nacional ABRAHAM MOHAMED ZAMILPA, autor de la leída columna Candelero, al referirse al nuevo gobierno que encabezará ANDRES MANUE LOPEZ OBRADOR y su reunión con JOSE ANTONIO MEADE KURIBREÑA.
Juzgue usted: “Ya no reneguemos de lo que pudo haber sido y no fue….veamos para adelante y unamos esfuerzos para salir de las terribles crisis que padecemos y el ominoso futuro que está al frente. Si López Obrador ya de facto es nuestro líder, pues apoyémoslo en todas las decisiones que, para beneficio del país, tome.”

Opinión, a mi juicio, franca, objetiva, nacionalista y patriota.

Y hasta la próxima.

mariodiaz27@prodigy.net.mx
Compartir en Google Plus

Editores Periodismo Mx

0 comentarios: