ENTRE LA ESPADA Y LA PARED


Por:Humberto Gutiérrez
 
Los mexicanos amanecimos en 2017 bajo dos interrogantes, ¿podemos confiar en el Presidente PEÑA NIETO, representante de la máxima institución o tomamos la calle como prueba reprobatoria de sus decisiones?.
Estamos ante esta disyuntiva, creer, confiar o no creer y no confiar.
La condición del colectivo social ya no da para más, el golpe seco sin  platicar del gasolinazo nos dejó enmudecidos, algunos optan por tomar las calles, otros los que tiene trabajo y responsabilidades que cumplir optan por esperar, rumian su coraje, esconden su enojo y lo guardan para mejor ocasión.
Me enoja PEÑA NIETO, acostumbrado a seguirlo todos los días, me pregunto, ¿que lo hizo cambiar?. En el comienzo de su administración olía y sigue oliendo a corrupción, es una sensación que late en mi percepción.
La balanza, cuando empezó, se movía más hacia al lado de la concertación política, para lograr su objetivo mucho tuvo que ver un tamaulipeco distinguido por su humildad, fortaleza y lealtad al servicio público, me refiero al reynosense FELIPE SOLIS ACERO, de quien guardo excelente carta de presentación; no es mi amigo, quisiera serlo.
Veintidos meses pasaron para demostrar que teníamos un presidente reformador, conciliador con las fuerzas políticas, dispuesto a ser el líder que latinoamérica esperaba, que tenía los suficientes arrestos para soportar el costo político que las reformas anticipaban, lo dijo y lo logró.
Una falla tuvo: COMUNICAR A LA SOCIEDAD lo que enfrentaríamos, le faltó hacer un mapa mental y transmitirlo a la sociedad representativa de los sectores productivos y a los medios de comunicación.
Su gran error, es la confianza, donde entra la confianza …. … …… fue haber puesto todo en las televisoras y apostando mal en las redes sociales, ninguno de los dos medios cumplieron pero eso sí, ganaron millonarios recursos.
Al final, el balance cambia de números negros a números rojos, el Presidente ya colgó lo guantes, se dió por perdido antes de tiempo.
Ya no hay nada que hacer, para aumentar los precios de las gasolinas a los mexicanos y al sector productivo bien haría haber anunciado que al parejo iba a descontarse un 35% de las prestaciones a los servidores públicos de todos los poderes del estado con nivel de directores pa´arriba.
¿Qué le costaba?. Júrelo, con lo escaso que esta el empleo, todos se quedarían.
Pero ni hablar, no se deja escuchar, mal para él.
Por lo demás:
En junio de 2018, ya faltan 18 meses, es la fecha para acudir a la urna para decidir qué persona y que partido nos habrá  gobernar.
En Tamaulipas los presidentes municipales y los diputados tendrán opción a replantearse como una opción para la relección; ya veremos quienes se sienten con el deber cumplido para solicitar a su partido la candidatura.
No vamos a llevar muchas, pero muchas sorpresas.
En Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros y Victoria tienen los presidentes municipales actuales la opción de trascender en la vida política estatal si deciden reelegirse.
ENRIQUE RIVAS, MAKI ORTIZ, JESUS de la GARZA Y OSCAR ALMARAZ estan haciendo las cosas bien, se esmeran cada uno en ganarse el respeto ciudadano.
He leído a los columnistas nacionales, esos de abolengo o de angora que no me convencen con delinear los boletines oficiales a su modo persuasivo, y si no me convencen a mí, menos a los demás lectores.
De hecho, existe mucha información oculta, que no quiere el gobierno enterar al grueso de la población ni a los que tenemos voz que se escuche.
Ni como ayudar a tener paz social.
Se percibe en el colectivo social que existe en  panorama para la economía nacional con el aumento de las gasolinas y el diésel que no hay quien explique en español entendible,  la inflación se desatará, la, generación del empleo disminuirá, el crecimiento de la economía nacional apenas al 1%, la tasa de interés para el crédito rebasará el 60%, si no me lo cree, fíjese usted en el estado de cuenta que le llegue de su tarjeta de crédito. A no ser que le llegue por el 80%. Así son los bancos, a nivel de usura.
Pero  el gobierno lo permite.
En pocas palabras, en CREDITO por los bancos en encarecerá para las personas y para las empresas, más caros serán los productos de importación que son casi todos productos  de su despensa.
Se prevé un estancamiento de la producción a nivel global por los precios más caros  como seguramente los tendremos por el aumento de las gasolinas,  por los dólares más caros, vale pena recordar que México es un país que no atiende al mercado interno desde hace muchos años, se convirtió en país importador de todas las cosas.
Entonces el salario no completaría.
Mientras esa es noticia que está en la mente de los mexicanos, JAVIER DIARTE OCHOA cumple dos meses de prófugo de la justicia mexicana acusado de robo al erario de Veracruz utilizando empresas fantasma.
Eso no es nuevo.
Los mejores momentos no están en las fotos ni en la memoria, están en nuestro corazón  

Compartir en Google Plus

Editores periodico frontera

0 comentarios: