PREVALECE CORRUPCIÓN EN EL ISSSTE

por Ambrosio Garza D.

CD. VICTORIA.- No cabe duda que el ISSSTE es un verdadero campo de batalla en donde la lucha no se da en contra de las enfermedades sino más bien se lucha para dejar en blanco las cuentas bancarias.
Delegados han ido y venido y las carencias son siempre tan marcadas en el aspecto médico que rayan en la infamia si se toma en cuenta que esas carencias no se dan en los bolsillos de quienes manejan la lana.
 
SAQUEO QUE ENFERMA
Una historia se ha tratado de ocultar de manera celosa detrás de las paredes del ISSSTE, pero dicha historia es tan escandalosa que es imposible mantenerla en secreto.
Trasciende que el actual subdelegado Administrativo, Patricio Cortez Montalvo, se ha enriquecido de manera brutal gracias a que comanda una pandilla de saqueadores profesionales que llevan operando por años la sustracción del dinero del ISSSTE.
Varios nombres en común se barajan como principales saqueadores de la dependencia, como Leopoldo “Polo” Márquez Nava, un empleadillo de quinta categoría de la delegación, y su esposa Hilda Sarahí Ibarra Hernández, quienes de la noche a la mañana han conseguido amansar considerable fortuna cuando en el pasado vivían con una mano atrás y adelante.
 
HURTO RANCIO Y AÑEJO
Leopoldo y Sarahí no son nuevos en eso de prestarse a sangrar las finanzas del ISSSTE. En el pasado, cuando el Jefe de Finanzas de la Delegación Tamaulipas del ISSSTE era Eduardo Charles Ávalos, se enriquecieron brutalmente.
La pareja en mención se ha prestado a sinfín de negocios con tal de que siempre deje buenos dividendos al bolsillo. Por ello las facturas salen con totales superiores a los cien mil pesos mensuales, de donde una parte se comparte con su protector.
Hilda Sarahí fundó una empresa que es la que se encarga de dar mantenimiento a algunas instalaciones del ISSSTE, aunque en realidad se presume que es simple prestanombres, pero sospechosamente es las más favorecida, incluso por encimas de empresas que están bien establecidas.
En el pasado, cuando Charles Ávalos era el jefe de Finanzas del ISSSTE, jugosos y millonarios contratos le llovían a Hilda Sarahí a través de su empresa fantasma, nomás por darle mantenimiento a las pocas máquinas de escribir que se manejan en el ISSSTE.
 
CONTINÚA EL SAQUEO
Existen pruebas de que los pagos por concepto de diversos servicios que se hicieron en el pasado a nombre de Hilda Sarahí Ibarra Hernández se siguen dando.
Es decir que la corrupción se mantiene al igual que el “modus operandi”, a pesar de que Eduardo Charles Ávalos ya no es quien parte y reparte sino Patricio Cortez Montalvo, como subdelegado Administrativo del ISSSTE.
 
DELEGADO GUARDA SILENCIO
El delegado del ISSSTE, Enrique de la Garza Montoto, guarda silencio y agacha la cabeza, sin ruborizarse ni temblar, al enterarse del infame saqueo de la pandilla que se menciona en líneas arriba.
Ese sospechosos silencio genera que se piense que el delegado sabe bien lo que sucede en la Subdelegación Administrativa, pero lo más probable es que se le “unte la mano” para hacerse de la vista gorda.
No sería nada extraño que De la Garza Montoto guardara silencio ante cualquier irregularidad que le genere suculentos dividendos económicos a sus bolsillos.

Pues no sería la primera vez que el delegado del ISSSTE y subordinados se ven envueltos en escándalos donde el saqueo es el común denominador… Y mientras usted lee estas líneas el saqueo se sigue dando…
Compartir en Google Plus

Editores periodico frontera

0 comentarios: