Quimeras electorales: una variante en el proceso electoral





Dicen que cada persona tienen dos personalidades distintas, una pospositiva y otra negativa, la creativa y la destructiva, así como las quimeras que nos cita las mitologías de diferentes culturas antiguas que decían que había seres integrados por dos o más bestias.
Y los partidos políticos, como producto mismo de la personalidad humana, en esta competencia electoral que recientemente se ha iniciado en Matamoros y en todo el estado, se han comenzado a  presentarse las verdaderas “quimeras electorales”, las que podrán influir y trasformar este proceso, haciendo que prevalezca la ley de la selva, la ley del más fuerte.
Para comenzar hablaremos de la situación que vive en general la elección en Matamoros, donde pareciera que las huestes de Chuchin de la Garza se encuentran en desventaja ante sus rivales.
Se habla que Chuchín se encuentra en medio de un fuego cruzado, que por un lado representan los expriistas, Humberto Zolezzi y Jesús Roberto Guerra, ambos candidatos independientes a la Presidencia Municipal, lo cual, dicen, ha puesto nervioso al equipo de campaña priista.
Además se le agrega la presión que está generando la candidata de Acción Nacional Verónica Salazar Vázquez, quien mantiene una campaña de rompe y razga que puede fructificar con votos en las urnas.
Si viéramos desde este punto de vista las cosas, podríamos afirmar que para Chuchin no van a ser tan fácil el camino con rumbo a la Silla de la Sexta y que definitivamente no será un camino colmado de miel entre hojuelas.

Pero al parecer, quienes hablan de la destrucción del PRI no toma en cuenta la experiencia que tiene este partido en recomponerse, cohesionar y alinear a sus militantes rebeldes, su estructura ya probada en otros momentos políticos, pero además no han considerado el nivel de competencia se olvidan hace enfrentar otros riesgos, entre ellos se cuentan las famosas “quimeras electorales”.
Por ejemplo, las personas y los grupos sumados a las campañas de los independientes son generalmente gente que está resentida con la acción política de algún partido político y que por ello, también son susceptible a cambiar de opinión.
No hay que olvidar que los independientes lograron su registro porque hay una actitud generalizada entre los ciudadanos de permitir que entren a las contiendas el que quiera, con tal de probar nuevos cuadros ciudadanos y no tanto porque realmente se puedan identificar con la persona que se autopropone para ser ese candidato.
Estas propuestas “ciudadanas” solamente se podrían consolidar si realmente representaran cosas diferentes al PRI y al PAN, lo cual, desgraciadamente esta muy lejos de ser y por tanto su debilidad estriba ahí.
En cuanto al Partido Acción Nacional, el fenómeno de “la quimera política” es más claro, hasta diríamos que sería el mejor ejemplo de todos, ya que a pesar de tener una candidata con un gran potencial político, las contradicciones internas de sus grupos la pueden hundir en un fracaso electoral.
Es el momento en que se sigue manteniendo el rumor de que los candidatos del PAN no se pueden ver ni en pintura, que cada quien esta jalando agua para su molino y que en lo último que piensan es en apoyar tanto a Cabeza de Vaca como a Vero Salazar, esta mermando la fuerza que pudiera generar su propuesta política, esto cuando menos en lo que se ha visto en Matamoros.
Y es que cabe destacar los dimes y diretes que se escuchan en los corrillos de Acción Nacional, cuando se habla de que hay una corriente que está trabajando para el priismo, otra dando apoyos a los independientes como Jesús Roberto y sacando sus canicas de la contienda para dedicarla únicamente a los candidatos que les acomoda y para que poco a poco Vero Salazar quede sin la fuerza que se espera tenga en las urnas.
Si todos estos corrillos son ciertos entonces hay que temerle a las quimeras panistas porque estas pueden ser las que pudieran definir el curso de la elección en este municipio.



Es por eso que en una contienda electoral es muy difícil prever los giros que pudiera tener y el comportamiento real de sus actores, por lo cual pensamos que esto solamente se podrá resolver el mismísimo 5 de junio donde las quimeras destaparan su verdadero rostro y con esto dejen ver verdaderamente para quien jugaron, que definitivamente no es en beneficio del pueblo de Matamoros... Bueno eso decimos nosotros... Pero usted... ¿Cómo la ve?

La ojeadita...

Aquí se juega una quiniela: ¿el gobierno municipal terminará las obras pendientes antes del 5 de junio o se quedarán a medias?... ¡Hagan sus apuestas!
Compartir en Google Plus

Editores periodico frontera

0 comentarios: