¿Ganó en el debate el descrédito o la propuesta?


A estas alturas ya se hará comentado mucho de lo que pudo haber representado el debate del pasado sábado donde los 8 candidatos a la gobernatura de Tamaulipas se dieron hasta con la cubeta.

Ya cada partido político estará autoproclamándose la victoria en dicho debate, donde las acusaciones y las descalificaciones fueron las que abundaron y en un momento opacaron lo que debería de ser un ejercicio de propuesta. Si lo que buscaban en el debate era una función de lucha libre, pues lograron ver algo mejor, un espectáculo digno del circo romano.

El primero de los dos Debate entre los Candidatos al Gobierno de Tamaulipas que organiza el Instituto Electoral de Tamaulipas, contó con la participación de todos los 8 contendientes Abdíes Pineda Morín, de Encuentro Social; Baltazar Manuel Hinojosa Ochoa, de la coalición PRI-Verde-Nueva Alianza; Francisco Javier García Cabeza de Vaca, del PAN; Jorge Osvaldo Valdez Vargas, del PRD; Gustavo Cárdenas Gutiérrez, de Movimiento Ciudadano; Armando Vera García, del PT, Héctor Garza González, de Morena; y por la vía independiente, Francisco Chavira Martínez.

Los temas incluidos en el debate fueron seguridad, justicia, derechos humanos y desarrollo social, los cuales fueron diluidos y rebasados por las serias acusaciones que se lanzaron entre si los candidatos dejando títeres sin cabeza.

Y disculparán cada uno de los participantes de este debate pero todos, de una u otra forma, algunos cayendo en el juego de los más agresivos y otros por su pasividad o falta de visión en las cosas, no propiciaron un ambiente de reflexión, sino que hizo sentir a los ciudadanos el nivel de podredumbre que han alcanzado los institutos políticos, de lo cual ni el candidato independiente salió ileso del encontronazo.

Como alguien ya lo dijera en algún articulo, la ideología y plataforma política de los partidos con propuestas a la sociedad sobre como se resolverían sus problemáticas más apremiantes, quedó en un plano muy inferior a los golpes bajos.

Los candidatos hablaron como si los tamaulipecos no conociéramos a cada uno de ellos, sobre todo de la práctica que tuvieron cada uno de los aspirantes de los partidos dominantes como el PRI y el PAN, incluso el de Movimiento Ciudadano, Gustavo Cárdenas, que siempre se ha rasgado la camisa diciendo que a el no tienen nada que cuestionarle, se vio limitado en sus propuestas y demostró el hígado con el que podría gobernar al estado.

Por parte de los candidatos del PT, Armando Vera, a quien se le ha visto poco durante la campaña, y Héctor Martín Garza González, primer candidato designado en Tamaulipas por Morena, ganaron presencia más que sus propuestas, o sea, por lo menos ya les conocemos la cara pues, en general entre los tamaulñipecos son poco conocidos.

Si algo rescatable dijo Jorge Osvaldo Valdez Vargas del PRD entre la lluvia de acusaciones que hizo a los Franciscos y donde se mordió la lengua, fue el que era necesario tener un respaldo moral para proponer o definir lineas de acción democráticas y en contra de la corrupción, muchos de los candidatos no tienen

Francisco Chavira, el candidato a gobernador Independiente, que se la pasó tirando manotazos a todos lados, y que le quizo dar una manita a su tocayo Francisco García Cabeza de Vaca, con un solo señalamiento quedó descalificado, al recordarle el tiempo en el que estuvo preso acusado de un presunto robo de vehículo, una camioneta que pertenece al partido y que luego fue localizada; además, por el presunto robo de boletas en la pasada elección interna del PRD, y lesiones, todo dice él, con la fabricación de testigos.  se la paso despotricando de todo..

Pese al ambiente donde las propuestas casi naufragan, queremos rescatar una de ellas y que tiene que ver con los tres temas del propio debate, en la cual hay coincidencias de los actores del proceso de elección, solo que no quieren reconocerlo por la propia dinámica electoral.

La reconstrucción del sistema Judicial con participación ciudadana y programas sociales que completen un mejoramiento sustancial de la vida de los tamaulipecos que propone Baltazar Hinojosa Ochoa, planteamiento que hasta ese momento ninguno de los contendientes había planteado, con esa propuesta se podría aspirar a una paz no solo coyuntural, sino permanente, pues son programas a consolidar que de hacerlo de froma correcta y equilibrada, darán resultados por mucho tiempo.

Estos temas son muy necesario tocar pues sería incompleta la acción de sanear los cuerpos policíacos y de crear la policía de proximidad, si no se tiene una impartición de justicia que -valga la redundancia- imparta justicia de manera expedita y con el correspondiente seguimiento de los casos hasta la conclusión de las investigaciones, y por otro lado, una forma de penetrar en las necesidades de la población que sea más susceptible a pertenecer a la base social de la delincuencia.

Aun falta cuando menos el mes de mayo para que se recompongan las cosas y escuchemos más propuestas integrales que permitan tener claro que tipo de gobierno queremos , pues de peleas, embustes y desgaste político lo vivimos todos los días en este estado... Bueno, eso decimos nosotros... Pero usted ¿Cómo ve?

La ojeadita...


Dicen que para un mes y medio se termina la construcción de las escolleras... Se terminará la obra del Puerto Matamoros antes de que termine la administración estatal?... ojalá...
Compartir en Google Plus

Editores periodico frontera

0 comentarios: