Tensión mundial por los hechos de Bagdad


El Papa Francisco reza por la situación. El ataque fue ordenado por el Presidente Trump
El líder militar iraní Qasem Soleimani – y siete personas más-  acusado de dirigir una organización terrorista, fue abatido con drones norteamericanos cargados de explosivos el 2 de enero en Bagdad , Irak.
El ataque fue realizado la medianoche del jueves 2 de enero en el aeropuerto internacional de Bagdad.
Las cosas se veían venir. Días antes,  un contratista de defensa estadounidense en Irak murió tras un ataque de misiles, entonces  gobierno estadounidense responsabilizó a una milicia iraquí apoyada por Irán, y devolvió un ataque que acabó con la vida de 25 guerrilleros.
En respuesta, el 31 de diciembre se realizó una violenta manifestación en el exterior de la embajada de EU en Bagdad, causando daños menores.
“El general Soleimani y sus fuerzas Quds – afirma  el Pentágono – son responsables de la muerte de cientos de americanos y de las heridas de otros miles”, y el general iraní también ha sido reconocido como el cerebro de los “ataques contra la embajada americana en Bagdad en los últimos días”.
De acuerdo al Pentagono  la muerte de Soleimani y acompañantes  fue una “acción defensiva para proteger a personal de EU  en el extranjero”, y explicaron que la decisión de matar al general no solo se centró en sus acciones pasadas, insistió en que el ataque fue disuasorio. Apunta a que el comandante estaba “desarrollando activamente planes para atacar a los diplomáticos y miembros del servicio estadounidense en Irak y en toda la región”.
El presidente Trump, por su parte, se limitó a comunicar en los medios sociales tuiteando una foto de la bandera estadounidense antes de que se difundiera la noticia desde el Ministerio de Defensa.
Trump esperará que con este ataque haya intimidado a Irán y, al mismo tiempo, demostrado a sus aliados cada vez más incómodos de la región, como Israel y Arabia Saudita, que el poder de disuasión de EU  sigue siendo grande.
EU invita a sus ciudadanos a salir de Irak de inmediato; se ha filtrado a la prensa que EU enviará cerca de tres mil soldados más a Medio Oriente.
Nuevo ataque aéreo, un día después.
Contra un comando de las fuerzas paramilitares proiraníes Hashed al-Shaabi mató al menos a seis personas en las primeras horas del sábad.
La televisión estatal iraquí dijo que el ataque tuvo lugar en la ruta Taji, al norte de la capital, que conduce a una base de fuerzas de coalición no estadounidenses, incluidas tropas británicas e italianas, al norte de Bagdad.
Según la cadena televisiva qatarí Al Jazeera al menos seis personas murieron en el ataque. Reuters informó que otras tres personas resultaron gravemente heridas.
Reacciones de luto y venganza
Por su parte, el presidente de Irán, Hassan Rouhani, aseguró que su país “tomará venganza por este crimen atroz”. “Se elevará la bandera del General Soleimani en defensa de la integridad territorial del país y la lucha contra el terrorismo y el extremismo en la región, y el camino a la resistencia a los excesos de Estados Unidos continuará”, aseguró el presidenete en su cuenta de Twitter.
En tanto, el líder Supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, ha amenazado a EU con una “dura venganza”  y ha declarado tres días de luto.
La respuesta iraní quizá no sea de forma inmediata, pero in objetivo potencial serían los 5 mil soldados estadounidenses desplegados en Irak.
La presidenta de la Cámara baja, Nancy Pelosi, dijo que el Congreso no fue informado sobre la operación militar y exigió se informe de inmediato. “La Administración Trump ha llevado a cabo ataques en Irak contra militares de alto nivel, matando al comandante de la Fuerza Quds, Qasem Soleimani, sin una Autorización para el Uso de la Fuerza Militar contra Irán”, escribió la legisladora demócrata en Twitter.
Irán están en duelo amenaza con vengarse, hay preocupación en el mundo por los hechos ocurridos.
El papa Francisco reza por la situación.
Entrevistado por la web Vatican News, el nuncio apostólico de Irán, Monseñor Leo Boccardi describió dijo que  de inmediato el Papa ha sido  informado de lo que está sucediendo.
Dice que hay mucha tensión en la región y que se han originado manifestaciones en las que, tras la incredulidad, ha habido violencia, dolor y protestas”.
-Una situación muy difícil y muy delicada. ¿Qué es importante en este momento?-, le preguntan.
-El llamamiento es a bajar la tensión, convocar a todos a la negociación y a creer en el diálogo sabiendo, como siempre nos ha enseñado la historia, que la guerra y las armas no son la solución a los problemas que afligen al mundo de hoy. Debemos creer en la negociación. Debemos creer en el diálogo. Debemos renunciar al conflicto y fortalecernos con las otras “armas” de la justicia y la buena voluntad, señaló.
-Para usar estas “armas” de justicia y buena voluntad, ¿qué hace falta?
-Debemos seguir haciendo todos los esfuerzos posibles para llamar la atención de la comunidad internacional sobre la situación en el Oriente Medio.
Compartir en Google Plus

Editores Periódico Frontera de Tamaulipas

0 comentarios: