Incrementa precio de alimentos en julio

5 DE AGOSTO,2019

Foto Diario Popular
México. – El costo de la canasta básica de alimentos se elevó 3.7% durante julio, el mayor aumento desde hace más de dos años y el más alto que se ha registrado en lo que va de 2019.
El conjunto de los 33 productos considerados mínimos indispensables en la dieta de los mexicanos por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) costó 59 pesos más respecto a junio, con lo que las familias necesitaron erogar mil 666 pesos con 90 centavos para adquirirlos durante el séptimo mes del año.
En julio el precio de 23 productos permaneció estable, en tanto que el de ocho aumentó, mientras que el de dos disminuyó. El producto que mayor alza registró en mercados y tiendas de autoservicio fue el limón, cuyo kilo pasó de 17 pesos con 90 centavos el 30 de junio a 35 pesos con 90 centavos el último día de julio, lo que representó un aumento de 100.6 por ciento. El otro producto que más aumentó fue la naranja, cuyo kilo tránsito de 14 pesos con 90 centavos a 26 pesos con 90 centavos en el mismo periodo, lo que significó un incremento de 80.5 por ciento.
A la lista de productos que más se encarecieron se suma el jitomate dado que el kilo pasó de 19 pesos con 90 centavos el 30 de junio a 23 pesos con 90 centavos el 31 de julio, lo que significó una apreciación de 20.1 por ciento. Le sigue el chile cuaresmeño, cuyo kilo registró un avance de 17.5% al transitar de 22 pesos con 90 centavos a 26 pesos con 90 centavos en el periodo de referencia.
Durante julio lo únicos productos que reportaron una disminución fueron la manzana, dado que el kilo pasó de 42 pesos con 90 centavos el 30 de junio a 40 pesos el 31 de julio, lo que representó una baja de 6.8%, en tanto que el plátano pasó de 19 pesos con 50 centavos a 19 pesos con 40 centavos en el mismo periodo, lo que significó 0.5% menos.
El incremento del costo de la canasta básica de alimentos durante el séptimo mes del año fue resentido por las familias. Mariana González, ama de casa, indicó que desde que comenzó el año muchos productos han subido de precio, pero en el último mes “sentí que el dinero me rindió mucho menos”. Reveló que durante julio compró menos cosas con su presupuesto mensual para la despensa que un mes antes “Están subiendo de precio sobre todo las frutas y verduras, que son indispensables en el hogar, además de que el pollo sigue por las nubes, y ya también aumentó la carne de puerco”. A decir de esta mamá de dos adolescentes la opción es comer carne de soya.
Ya ni para comer pollo alcanza”, coinciden las amas de casa, quienes durante los últimos dos meses han enfrentado un aumento histórico en esta proteína dado que la pechuga se comercializa hasta en 105 pesos el kilogramo en algunos estados del país.
De acuerdo con el levantamiento de precios que mes a mes realiza Excélsior en tiendas de autoservicios y mercados populares de la Ciudad de México, el precio de esta carne blanca permanece en 96 pesos el kilo. Las estadísticas indican que en lo que va del año el incrementó es de 11.6% si se considera que hasta el último día de diciembre de 2018 la pechuga se comercializó en 86 pesos el kilogramo.
“Comer carne es prácticamente imposible pues los bisteces están en casi 160 pesos el kilo, y ahora hasta el pollo, que normalmente es lo más barato está en 100 pesos”, dijo Adalbertha Hernández, madre de familia.
De acuerdo con el titular de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), Víctor Villalobos Arámbula, “no hay razón justificada” para el incremento de precios del pollo ni tampoco del aguacate, el cual se comercializa hasta en 120 pesos el kilogramo en algunas zonas del territorio nacional. En el recorrido realizado por este diario se pudo constatar que en la Ciudad de México se comercializa en 100 pesos el kilo, por lo que las amas de casa lo compran por piezas.
El responsable de la política agropecuaria en el país indicó que si bien el aumento de los precios en estos productos se ha atribuido al incremento de los volúmenes de exportación, ésta es una decisión tomada por los propios productores agrícolas, por lo que no se justifican las alzas en territorio nacional.
El consumo de cárnicos en México durante el año pasado llegó a los 8.8 millones de toneladas, de las que el pollo representó 47%, de acuerdo con el Consejo Mexicano de la Carne. Las estadísticas del organismo privado indican que en 2018 los mexicanos consumieron poco más 4.1 toneladas de carne de pollo, lo que representó un incremento de 2.1% respecto a 2017.
Con información de Excélsior.
Compartir en Google Plus

Editores Periódico Frontera de Tamaulipas

0 comentarios: