Denis Mukwege y Nadia Murad reciben Premio Nobel de la Paz


El médico congoleño Denis Mukwege y la yazidí Nadia Murad, exesclava de los yihadistas convertida en activista, recibieron este lunes el Premio Nobel de la Paz, ocasión para denunciar la impunidad de la que goza la violación empleada como arma de guerra.


El ginecólogo, de 63 años, y la joven iraquí, de 25, fueron recompensados por su compromiso contra las violencias sexuales en tiempos de conflicto, en una ceremonia que comenzó a las 13:00 locales en Oslo, Noruega.

"El hombre que repara a las mujeres"

"La denuncia no es suficiente, es necesario actuar", instó Mukwege el domingo en una conferencia de prensa. "La transformación de los cuerpos de las mujeres en campo de batalla es un acto inadmisible en nuestro siglo", agregó.

Apodado "el hombre que repara a las mujeres", el ginecólogo cura desde hace 20 años a las víctimas de violencias sexuales en su hospital de Panzi, en el este de la República Democrática del Congo (RDC), una región asolada por la violencia crónica.

Desde su apertura en 1999, la institución trató a más de 50 mil mujeres, niños e incluso bebés con los cuerpos magullados.

"La punta del iceberg --dice Denis Mukwege-- son las mujeres que han podido desplazarse hasta el hospital pero, a menudo, las hay que no pueden, o que no se han podido encontrar".

Cuando ves a un bebé inocente sangrando con los órganos genitales desgarrados, te haces preguntas sobre la humanidad", reconoce.

Secuestrada, torturada y violada

Como miles de mujeres yazidíes, su colaureada, Nadia Murad, fue secuestrada, torturada y violada por los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) tras su ofensiva contra esta comunidad kurdohablante del norte de Irak en 2014.

La joven logró escaparse -pero su madre y seis hermanos fueron asesinados-, se convirtió en embajadora de la ONU para la Dignidad de los Sobrevivientes de Trata de Personas y actualmente lucha por que las persecuciones a su pueblo se reconozcan como genocidio.

Este Premio Nobel no hará desaparecer la violencia ni los ataques a mujeres, mujeres embarazadas, niños, bebés, pero nuestro objetivo es que el premio abra puertas", declaró Nadia Murad.

"Ningún miembro del Estado Islámico ha sido enviado ante la justicia. Ya no están en Irak pero vemos que las violaciones continúan como arma de guerra", subrayó. "Realmente es necesario que se haga justicia en un momento u otro".

"Denis Mukwege es el ayudante que dedicó su vida a defender a estas mujeres. Nadia Murad es la testigo que habla de los abusos de los que fueron víctimas ella y otros", dijo la presidenta del Comité Nobel, Berit Reiss-Andersen, al anunciarse el premio, el 5 de octubre.

Este lunes se entregan también, en Estocolmo, los Premios Nobel del resto de disciplinas salvo el de Literatura, retrasado a 2019 debido -paradójicamente- a un escándalo de violación que afectó a la Academia Sueca.

El premio consiste en una medalla de oro, un diploma y nueve millones de coronas suecas (un millón de dólares).

Por AFP
Compartir en Google Plus

Editores Multimedia MX Editorial y Network

0 comentarios: