México derrota a Panamá: pocos aficionados en el partido


En la cancha del Estadio Azteca se comprobó que este torneo es más una carga que un beneficio para el Tricolor, que al final logró una victoria de 3-1 ante Panamá.
El mismo Gerardo Martino ha mencionado en varias ocasiones que hay poco que se pueda rescatar de la Liga de Naciones. Al Tricolor no le fue tan fácil abrir a los canaleros, que en varios instantes metieron la pierna fuerte, y que impidieron el espectáculo en varios lapsos del duelo.
Entre lo destacado, sin duda, está la contundencia que José Juan Macías ha tenido en los duelos en los que le ha dado la oportunidad el Tata. En esta ocasión entró de cambio y fue quien definió el tanto del triunfo. Además, claro, de la calidad de elementos como Héctor Herrera, quien recuperó y dio salida desde el medio campo, así como la de Hirving Lozano.
El Tricolor tuvo pocas llegadas al arranque del primer tiempo, pese a que tenía el dominio del esférico. Sin duda, extrañaba las llegadas desde atrás de Hirving Lozano, quien arrancó como centro delantero, y aunque en un principio se notó un tanto incómodo, no tardó en adaptarse y buscó mayor movilidad en el área, creo peligro. Uno de los momentos de mayor peligro que generó el Tricolor se dio al 17’, Cristian Calderón apareció desde la banda derecha, se plantó solo en el área, pero la defensa desvió el tiro que había hecho a puerta.
México tomaba forma, aunque le faltaba un poco más de tranquilidad hasta que apareció Hirving Lozano con un remate de larga distancia. El esférico pegó en el marco de la portería. En la siguiente jugada, Roberto Alvarado se plantó bien en el área, dejó sin oportunidad a los oponentes y sacó un tiro con el que venció a Luis Mejía al 27′.
Al 42’, Adalberto Carrasquilla mandó a Gabriel Torres, quien sacó un tiro que intentó frenar Carlos Salcedo con una barrida, lamentablemente para su causa, el esférico entró a la portería, pese a un segundo intento de Alan Mozo por impedirlo. Tan mal cayó el empate, que al medio tiempo, se escuchó un abucheo por parte de la tribuna.
El segundo tiempo no cambió mucho respecto a la primera parte. Solo que México tuvo menos tiro a la portería rival. Se veían, en muchos momentos, faltos de creatividad. Y Panamá aprovechó el descontrol de los locales para buscar un segundo tanto. Sin embargo, no fueron precisos cuando se les presentó la oportunidad. Además, el portero Raúl Gudiño acertó cuando se le exigió.
El Tricolor tomó de nueva cuenta la bola, pero no podía hilvanar bien sus jugadas. Sebastián Córdova entró al terreno de juego para tratar de dar mayor peligrosidad al conjunto azteca. Y también ingresó José Juan Macías en el lugar de Lozano. De repente, las entradas de los panameños eran más fuertes. Se cortaba mucho el encuentro y eso evitaba el espectáculo.
Fue hasta el 75’ que Roberto Alvarado le filtró un balón a Macías, y de repente, sacó un tiro que se incrustó en el fondo de la red. El arquero Mejía no pudo reaccionar. Los últimos minutos transcurrieron sin mayores sobresaltos para el Tri, que logró concretar el tercer tanto gracias a un remate de Rodolfo Pizarro. México cumplió con un compromiso más de una Liga de Naciones que le deja poco en cuanto a crecimiento, como dice su mismo entrenador.
Compartir en Google Plus

Editores Periódico Frontera de Tamaulipas

0 comentarios: