¡Hasta pronto Tamaulipas!

POR : MONICA ENRIQUEZ/REDACCIÓN
23/JULIO/2018


Entre algunos momentos de felicidad memorables en mi vida, recordaré especialmente mi estancia en México. Al principio cuando llegué a Tamaulipas, me gustaba mencionar que esta ha sido la tercera vez que trabajo en México y como pueden ver, sigo repitiéndolo a todos. Claro, es esencial para los diplomáticos entender el país donde se encuentran y regresar a lugares exóticos, pues es una manera de mejorar nuestro entendimiento, aunque corremos el riesgo de identificarnos demasiado con la gente en cualquier país.

Para mí, Mexico es incomparable a cualquier otro país. Es un país que siempre busca el camino hacia un mejor futuro. Es un país donde el tequila y la cerveza ayudan a los músicos de las calles a sonar como los más apasionados cantantes del mundo. Pero también hay que reconocer que es un país con retos, donde el pueblo lucha para que se escuche su voz. Mexico está lleno de maravillas, por el bien y el mal.  He podido conocer a tantas personas maravillosas acá, por lo cual estoy eternamente agradecido.

Pero al fin llegó el tiempo de dejar al lado mi sueño mexicano. Un sueño en que: conocí a muchos nuevos amigos; visité la réplica exacta de la Capilla Sixtina; desfilé montado a caballo; felicité a egresados de varias instituciones incluyendo de la policía; entré a cárceles; fortalecí proyectos de cooperación en materia de seguridad pública; compartí el  pan con cleros, abogados y políticos (santos y … ?); casi aprendí como pronunciar “Guelaguetza,” organicé programas de intercambios para estudiantes y profesionales; fui testigo de los talentos múltiples de artistas locales; y, contesté unas cuantas preguntas acerca de visas.

La Cónsul General entrante tendrá el gusto de inaugurar la nueva sede del Consulado, y continuar fortaleciendo lazos entre nuestros pueblos. Seguramente, vamos a continuar nuestras labores para mejorar el respeto al estado de derecho, de promover el desarrollo de esta región tan dinámica, y de proteger a nuestros conciudadanos. Yo tendré el gusto de recordar mis vivencias y de estar agradecido por haber conocido a algunas de las mejores personas en el planeta. ¡Viva México!               

Otto Hans Van Maerssen                                                                    Cónsul General de Estados Unidos en Matamoros
Compartir en Google Plus

Editores periodico frontera

0 comentarios: