La ambición política



-Revuelta en el equipo de “Chito”

-Inconforma integración de planilla

-Mi agradecimiento a decanos del periodismo


NO cabe duda que los intereses personales o de grupo siempre inciden de manera directa en proyectos políticos, sin importar ideologías partidistas. Ni el centro, la izquierda o la derecha escapan a ese fenómeno de ambición derivado del poder público.

Obviamente, ese tipo de incidencias o imposiciones provocan la natural inconformidad entre militantes y activistas de tal o cual instituto político. Aseguran los inconformes que sucede lo que la vox populi califica como que “unos persiguen la liebre y son otros los que la alcanzan”.

Lo anterior viene a colación por el mal momento que está pasando un numeroso grupo de panistas identificados con el aspirante a la candidatura albiceleste a la presidencia municipal CARLOS ALBERTO GARCIA GONZALEZ.

La molestia y crítica interna tiene su origen en decisiones tomadas por el seguro abanderado del PAN, asociadas a la integración de la planilla que competirá en la jornada comicial dominical del primero de julio.

Por así convenir a sus intereses, “CHITO” GARCIA integró a su hija al eventual cabildo que gobernaría el próximo trienio, siempre y cuando logre el respaldo de los ciudadanos en edad de votar. Como era de esperarse, el término nepotismo se ha dejado escuchar en el “cuarto de guerra” del expastor congresal en el parlamento cuerudo.

Otro caso que ha levantado ámpula es la imposición en un lugar preferencial en el listado de regidurías de la esposa del arquitecto JUAN PATIÑO CRUZ, diputado local panista en la pasada legislatura tamaulipeca. La cónyuge del exlegislador reside en los Estados Unidos y nunca ha participado en las actividades del Partido Acción Nacional.

La inconformidad entre el equipo cercano a CARLOS ALBERTO GARCIA GONZALEZ se focaliza en el hecho de que se desplazó a una activista de muchos años, y que, en consecuencia, tiene más derecho a ocupar esa posición que le aseguraría una regiduría por la vía plurinominal en caso de una derrota panista.

Cabe mencionar que el argumento más recurrente entre los inconformes se centra en el hecho de que consideran que ese tipo de práctica es común en otros partidos políticos pero no en Acción Nacional.  Es decir, que lo que le criticaban al Partido Revolucionario Institucional se está manifestando en la causa albiceleste.

En otro tema, pero dentro del contexto del proceso electoral que se vive en el país, resulta muy lamentable lo ocurrido en la explanada del Comité Municipal del PRI en esta ciudad fronteriza.

Resulta que en una mala actuación del maestro de ceremonias DAVID RAMIREZ DE LA ROSA durante la convención de delegados que eligió a JESUS DE LA GARZA DIAZ DEL GUANTE como el candidato tricolor a la alcaldía puso en riesgo la integridad física del reportero OSCAR FARIAS RODRIGUEZ.

El conductor anunció a través del sonido local que entre los asistentes se encontraba un “espía de los panistas”, refiriéndose y señalado a FARIAS RODRIGUEZ. Por fortuna, la imprudencia de RAMIREZ DE LA ROSA no pasó a mayores. Olvida que el espionaje y traición es una práctica común entre militantes de un mismo partido. La reciente derrota de BALTAZAR HINOJOSA OCHOA es un claro ejemplo: priístas (EGIDIO TORRE CANTU) lo traicionaron y panistas (LETICIA SALAZAR VAZQUEZ) lo apoyaron.

Ni hablar.

P.D.-Para un modesto reportero de provincia es un honor que grandes personalidades del periodismo nacional compartan, elogien y coincidan con temas de mis artículos.
Por sus comentarios acerca de mi pergeño que titulé “El liderazgo del lobo”, agradezco infinitamente los conceptos vertidos por los decanos del periodismo azteca don CARLOS RAVELO Y GALINDO y de mi colega-hermano ABRAHAM MOHAMED ZAMILPA quienes me cedieron sus espacios editoriales en LAS NUBES y CANDELERO, respectivamente.
Para mi humilde entender eso quiere decir que vamos por el camino correcto, a pesar de vientos y tempestades.

Y hasta la próxima.
Compartir en Google Plus

Editores periodico frontera

0 comentarios: