“Kiko”, Miroslava y Blanca




-Le falló el tiro a “Kiko”
-Comunicados y los obituarios
-Doble vara para medir

EN el mes que está por concluir ocuparon espacios mediáticos, por distintas razones, el gobernador del estado de Baja California FRANCISCO “KIKO” VEGA; la sacrificada periodista del periódico La Jornada, MIROSLAVA BREACH VELDUCEA; y la directora del Canal del Congreso de la Unión, BLANCA LILIA IBARRA CADENA.

Veamos:

Resulta que ante la presión social, la empresa extranjera Constellation Brands, productora de las cervezas Corona, Modelo Especial Negra Modelo y Pacífico, decidió ya no invertir 900 millones de dólares en una planta en Mexicali, Baja California Norte y, en cambio, utilizar ese importante capital en la expansión de sus instalaciones en ciudad Obregón, Sonora.

A pesar de la férrea defensa del gobernador FRANCISCO VEGA en favor de los capitalistas estadounidenses, los ciudadanos mexicalenses hicieron valer sus derechos ante el riesgo inminente de quedarse sin suficiente agua potable para su consumo interno, toda vez que la planta cervecera requeriría de 1.75 millones de metros cúbicos de ese líquido tan solo en la fase inicial. Es decir, el mandatario estatal pretendía favorecer los intereses económicos de los inversionistas extranjeros a pesar de que en esa región del país el vital elemento es escaso y difícil de llevar a través de esa zona árida.

“KIKO” VEGA sostenía su postura, que invariablemente invitaba al “sospechosismo”, con el argumento de que con la inversión de 900 millones de dólares se generarían cientos de empleos. Sin embargo y por fortuna, se impuso la razón por medios de distintas manifestaciones sociales. Por lo pronto, a los mexicalenses ya no les quitarán el preciado líquido que llega a sus hogares.

En tema distinto, por supuesto que existe inconformidad en el gremio periodístico por el asesinato, en marzo del año pasado, de la periodista MIROSLAVA BREACH VELDUCEA. Su muerte, como la de todo ciudadano, no deben permanecer en la impunidad y él o sus victimarios tienen que pagar por el delito cometido.

La Fiscalía General del estado de Chihuahua que gobierna JAVIER CORRAL realizó algunas indagatorias que permitieron el arresto de un individuo que se declaró como el autor intelectual. De acuerdo a las mismas investigaciones, el autor material perdió la vida en circunstancias trágicas en el estado de Sonora.

Sin embargo, existen evidencias de que el crimen presuntamente lo ordenó un grupo delictivo que opera en un amplio territorio chihuahuense, al cual se le identifica como “El Cártel de Los Salazar”. El motivo, de acuerdo a la indagatoria, es porque MIROSLAVA BREACH denunció la influencia de ese grupo criminal en la actividad política de esa región.

Justo ahí es donde vale la pena la reflexión de los comunicadores ante el evidente rebase del estado mexicano por parte del narco. Los asesinatos no han sido únicamente de periodistas, también han sucumbido a las balas asesinas policías, militares, defensores de derechos humanos, candidatos, alcaldes, diputados, etc.,etc.

Si el gobierno federal no es capaz de resolver los crímenes de sus propios funcionarios, es un derecho, claro, pero a la vez una necedad, exigir que cese la impunidad en las muertes de los trabajadores de la información. Luego entonces ¿realmente la federalización de los crímenes de periodistas es el remedio mágico para que terminen los asesinatos de comunicadores?

Otro cuestionamiento ¿no es preferible la concientización a través de pláticas, seminarios o ponencias, por ejemplo, de la importancia que reviste la prudencia periodística con todo y que en ocasiones conlleve a la autocensura? Está más que visto que nuestra Carta Magna no detiene las balas asesinas y que la valentía, en las actuales circunstancias en que vive nuestro país, no es la mejor decisión.

Hasta el momento, los constantes comunicados de algunas organizaciones periodísticas que exigen justicia, prácticamente están convertidos en simples obituarios.

Finalmente, es increíble cómo los criterios cambian de acuerdo a ciertos intereses personales. La designación de la licenciada y comunicadora BLANCA LILIA IBARRA CADENA como directora del Canal del Congreso es un claro ejemplo.

En opinión de un periodista capitalino, aderezado de un celo enfermizo, el anterior titular, RICARDO ROCHA, estaba convertido en un “p….che” burócrata por mantener esa responsabilidad oficial. Es decir, en ese entonces y desde esa perspectiva, ser funcionario de gobierno demeritaba el oficio periodístico.

Actualmente, con vara distinta mide a la todavía nueva flamante directora del Canal del Congreso, generando líneas y líneas escritas matizadas con harta miel. Por supuesto que es aplaudible el logro personal de la licenciada IBARRA CADENA el dirigir la información de ese medio oficial, pero ¿alguien ha escuchado eso de la doble moral?

Y hasta la próxima.
mariodiaz27@prodigy.net.mx

Compartir en Google Plus

Editores periodico frontera

0 comentarios: