¿Bueno…o malo?

-Efecto Tomás y Eugenio

-Nadie habla de Egidio

-Testimonio de Manuel

SE DA por descontado que los procesos penales que enfrentan los exgobernadores tamaulipecos TOMAS YARRINGT0N RUVALCABA y EUGENIO HERNANDEZ FLORES habrán de incidir en las elecciones del domingo primero de julio.

Ambos serán extraditados a los Estados Unidos de Norteamérica, en donde son reclamados por la justicia yanqui que los acusa de delitos asociados con el lavado de dinero. El primero llegará a la Unión Americana procedente de una cárcel italiana y, el segundo, del centro penitenciario estatal de ciudad Victoria, Tamaulipas.

El gobierno de Italia decidió entregar a YARRINGTON RUVALCABA al sistema de justicia norteamericano y no a México, que también lo reclamaba. Del mismo modo, la Secretaría de Relaciones Exteriores dio el visto bueno a la petición de extradición de HERNANDEZ FLORES que en tiempo y forma solicitó el tío Sam.

Sus nombres, muy seguramente, saldrán a relucir durante las campañas proselitistas que inician justamente el último viernes del mes en curso, durante el proceso de renovación de los poderes federales, algunas gubernaturas, renovación de Congresos Locales y alcaldías.

En los corrillos políticos se estima que los problemas judiciales que enfrentan ambos exmandatarios cuerudos habrán de polarizar la opinión pública en Tamaulipas. Por un lado, quienes consideran que su aprehensión será un activo para los candidatos priístas y, por el otro, que será pesado lastre para los abanderados del Partido Revolucionario Institucional.

Es decir, para unos, el castigo para TOMAS y EUGENIO quiere decir que el PRI-gobierno no solapa a malos servidores públicos y, para otros, que ambos son claro ejemplo de la corrupción que impera en las filas del expartido aplanadora.

Se da como un hecho que los candidatos de partidos opositores al PRI habrán de incluir en sus respectivos discursos el brutal saqueo del erario cometido por ambos exgobernantes próximos a ser juzgados allende el Bravo.

Extrañamente, ni el PAN que ahora es gobierno en la esquina noreste mexicana, ni otros organismos políticos de oposición han mencionado a EGIDIO TORRE CANTU, quien encabezara el Poder Ejecutivo en el pasado sexenio. Las corruptelas y enriquecimiento inexplicable o explicable, según el cristal con que se observe, de quien ahora vive en San Pedro Garza García en el vecino estado de Nuevo León, son más que evidente.

En esta entidad federativa, el imaginario colectivo está consciente del despiadado saqueo de las arcas públicas que se ha cometido en los tres últimos gobiernos estatales. YARRINGTON, HERNANDEZ y TORRES están bastante bien etiquetados por los ciudadanos tamaulipecos.

Por cierto, hay quienes incluyen al actual senador priísta por primera minoría MANUEL CAVAZOS LERMA, antecesor de TOMAS, como partícipe en el millonario endeudamiento de Tamaulipas. Sin embargo, no existen registros o denuncias en ese sentido y, en cambio, a 19 años de haber concluido su mandato constitucional, CAVAZOS LERMA se caracteriza por vivir de manera modesta y sin que se le adjudiquen propiedades o cuentas bancarias fuera de lo normal.

Eso sí, el matamorense que pretende cambiar de Cámara en Congreso de la Unión mediante listado preferencial gobernó con los códigos penal, civil y fiscal en la mano y con la Procuraduría Estatal de Justicia como brazo armado. También, a quien actualmente cursa un segundo doctorado, se le adjudican otro tipo de acciones derivadas de ciertas preferencias personales a lo largo de su mandato.

Asimismo, MANUEL CAVAZOS LERMA jura y perjura que si no cruza a los Estados Unidos de Norteamérica es porque su visa se le venció desde 2014 y no la ha renovado. Cierto o falso, ese es su testimonio.

Y hasta la próxima.
mariodiaz27@prodigy.net.mx

Compartir en Google Plus

Editores periodico frontera

0 comentarios: