Pero….¿porqué Chuchín?


                 

-Defiende Ramiro a su hija Leticia

-Recomendación de la CNDH revive el caso

-Extraño señalamiento del diputado


APENAS llegó al recinto legislativo en la capital tamaulipeca y de inmediato el diputado panista RAMIRO SALAZAR RODRIGUEZ fue abordado por los “chicos de la prensa”.

Los trabajadores de la información cuestionaron al representante popular por la vía plurinominal acerca de la recomendación emitida por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en la que involucra a su hija LETICIA, exalcaldesa de las tres veces heroica Matamoros.

Como es del dominio público, quien presidiera el ayuntamiento en el pasado trienio es investigada en relación al asesinato de tres ciudadanos estadunidenses y un mexicano, presuntamente por el grupo paramilitar Hércules, integrado durante el gobierno municipal albiazul. Los hechos sucedieron en el mes de octubre de 2014.

Los familiares de las víctimas insisten en señalar a miembros de ese grupo policial como quienes detuvieron a sus familiares, mismos que luego aparecieron muertos en una parcela ejidal ubicada al oriente de este puerto fronterizo.

La indagatoria continúa, aunque para la CNDH existen elementos suficientes para presumir que existe responsabilidad de los agentes y la exjefa de la Comuna.

El caso es que el legislador local SALAZAR RODRIGUEZ arremetió en contra del presidente municipal priísta de Matamoros, JESUS DE LA GARZA DIAZ DEL GUANTE, al acusarlo, sin fundamento alguno, de ser el orquestador de una campaña de desprestigio en contra de su hija.

El líder moral del PAN en la esquina noreste tamaulipeca asegura que LETY es víctima de algunos intereses oscuros que pretenden perjudicarla y que la acción de desprestigio está directamente asociada al actual proceso político.

Sin embargo, llama la atención que RAMIRO SALAZAR asuma hasta ahora una posición de defensa en favor de su hija, a pesar del tiempo transcurrido y los contundentes señalamientos que surgieron en los meses posteriores al asesinato múltiple.

Asimismo, resulta por demás extraño que acuse al presidente municipal matamorense de ser el autor intelectual de la supuesta campaña de desprestigio, cuando el caso volvió al escenario público por la recomendación que emitió la Comisión Nacional de los Derechos Humanos a la Secretaría de Marina, al Gobernador del estado de Tamaulipas y al alcalde de Matamoros.

Desde esa óptica, no existe indicio alguno que permita presumir-tal y como lo hace el diputado local-que JESUS DE LA GARZA DIAZ DEL GUANTE sea quien esté detrás de eso que él denomina como “una campaña de desprestigio de oscuros intereses”.

Independientemente de la indagatoria ministerial y al margen de dimes y diretes, lo único cierto es que la exalcaldesa LETICIA SALAZAR VAZQUEZ enfrenta dos situaciones directamente relacionadas con su función pública y que le han ocasionado severo daño a su ya de por sí precario activo político.

Las irregularidades financieras detectadas por la Auditoría Superior del Estado (ASE) en sus cuentas públicas por más de un mil 400 millones de pesos y su presunta responsabilidad en el asesinato de los cuatro jóvenes son situaciones que la han obligado a conducirse con un bajo perfil.

La actitud asumida por el diputado SALAZAR RODRIGUEZ en la defensa de su hija sobre el señalamiento concreto podría arrojar una lectura muy distinta. Una corriente de opinión sugiere que se trata de un tema bastante delicado y que ante ello el legislador ha cambiado la pasividad por la actividad.

DESDE EL BALCON:
Con todo y que podría tomarse como una decisión prudente, lo cierto es que causó mala impresión la cancelación de la gira de trabajo del presidente ENRIQUE PEÑA NIETO a Tamaulipas. El jefe de la Nación inauguraría un libramiento carretero en ciudad Reynosa, municipio norteño que vive tiempos de extrema violencia.

Y hasta la próxima.

mariodiaz27@prodigy.net.mx
Compartir en Google Plus

Editores periodico frontera

0 comentarios: