¡MURIO UNO DE LOS MAS GRANDES PERIODISTAS!

POR DORA MA. MORALES


AL QUE “NUNCA LE LLEGARON AL PRECIO”!
”FUE LIBRE Y ESCRIBIO LO QUE QUERIA”: SUS HERMANOS MASONES


“CUANDO UN AMIGO SE VA, SE QUEDA UNA AMARGURA EN EL ALMA, MUY DIFICIL DE SANAR”.

El homicidio “impruden­cial” del conocido periodista Ar­mando González Treviño, parece ir directo a la im­punidad, ya que a una semana del terrible hecho las autori­dades no han capturado al responsable, y lo que es más grave, ni siquiera han informado del avance de las investigaciones.
González Treviño, de oficio periodista, de 75 años, murió la madrugada del pasado lunes en el Seguro Social de la Sexta y Mina, víctima de las lesio­nes que sufriera luego de un aparatoso accidente en las calles Sexta y Ave­nida Longoria, en hechos que tuviera lugar el pasado sábado a las 12 y media de la noche.
Las autoridades res­ponsables no han dado a conocer detalles de la investigación e identifica­ción del homicida, para proceder a su ubicación y captura, toda vez que se maneja que al accidente no acudieron ningún elemento de alguna corporación, lo que hace ver un marcado sospechosismo, ya que tampoco se sabe quién lo llevó a ese hospital del IMSS.

Comunicadores de Ma­tamoros de las diferentes agrupaciones, contemplan hacer un llamado a las autoridades, no solo del Estado sino también del Gobierno Federal, exigiendo en una carta abierta ¡JUSTICIA! para los deudos del compañero, y sobre todo no dejar que quede este hecho en el olvido, tal y como han quedado muchos de los homicidios en México.
Amigos del comunica­dor, solicitarán a la Fiscalía correspondiente, que atienda los delitos en contra de periodistas, como este caso, hagan una investigación a fondo, así como el estudio del expe­diente médico que permi­ta valorar si existieron omisiones en la presta­ción del servicio por par­te del personal del IMSS, ya que todo parece indicar que hubo negligencia desde que llegó a dicho nosocomio.
Periodistas lo acompañaron a su última morada
El pasado miércoles por la mañana, en el Cementerio Jar­dines del Recuerdo, el miércoles pasado fue despedido el cuerpo sin vida del prestigiado periodista Ar­mando González Treviño, conocido como “El Feyoyo”, quien fuera acompa­ñado a su última morada por sus familiares, esposa, hijos, hermanos y por decenas de quienes fueron sus compa­ñeros y amigos.
Con la tristeza en el rostro, varios de los periodistas hicieron uso de la palabra, para expresar a nombre de sus compañeros el dolor que provoca la partida de uno de sus amigos, uno de sus hermanos, más cuando su muerte está rodeada de varias irregularidades.
El “homicidio im­prudencial”, tal y como se ha calificado por algunos amigos de Armando González Treviño, no debe quedar impune y se exigirá a las autoridades compe­tentes la identificación y la captura de quien manejaba el vehículo que se impactó en forma brutal contra la camioneta que manejaba el renombrado periodista, la cual quedó totalmente destrozada.
Asimismo, el fiscal que se encuentra investigando, ya solicitó a los más altos niveles del Instituto Mexicano del Seguro Social, que se haga una exhaustiva in­vestigación, sobre las condi­ciones en que se mantuvo en la clínica de ese instituto al ahora occiso, ya que se sos­pecha que hubo negligencia médica extrema, lo que aceleró el fa­tal desenlace.
Como se sabe, el compañero Armando González Treviño murió la madruga­da del pasado lunes, en el IMSS, víctima de las lesiones que sufriera luego de un aparatoso acci­dente ocurrido en las calles Sexta y Avenida Longoria, el pasado sábado 27 de mayo para amanecer el domingo 28, percance que hasta el momento no ha sido aclarado por las autori­dades correspondientes.
Los periodistas expresaron el total apoyo a la hoy viuda y a sus hijos, para que continuaran luchando para que su homicidio no quede en la más vil impunidad.
EN BREVE Y SENCILLA CEREMONIA HERMANOS MASONES DESPIDEN A DON ARMANDO GONZALEZ TREVIÑO
Para concluir, cabe mencionar que fueron importantes políticos, profesionistas, maestros, diputados, periodistas, colegas y amigos, los que asistieron a su velorio para despedirse de él en las capillas de Funerales Escobedo, hasta donde el pasado lunes también acudieron la mayoría de sus hermanos masones,  para brindarle las pompas fúnebres, las que se le hacen a todos los que pasan a ocupar su Columna en el Eterno Oriente.
Fue la Gran Logia del Rito Escoses, Antiguo y Aceptado, los que se reunieron el mismo día en que murió uno de los más grandes periodistas que Matamoros haya tenido, Armando González Treviño, conocido como EL Feyoyo, quien había recibido un reconocimiento de manos de los periodistas de la ciudad de México, de la FEPARMEX, y de la FELAP, por 50 años de trayectoria periodística.
El hermano orador Lic. José Manuel Robles Montoya, de la misma logia, como también las destacables palabras del hermano masón Roberto de la Garza Moreno, de la Logia 120 de Matamoros, quienes acompañaron a la familia, a sus compañeros periodistas, como así le brindaron el rito fúnebre, con el que se le pide la luz de la divinidad para que recoja su espíritu y lo lleve de retorno a la casa de la luz eterna.
Cabe destacar que, en el ritual fúnebre, de la Gran Logia de Tamaulipas y de la respetable logia simbólica Pedro Villar de Apodaca Nuevo León, numero 120, la que fuera fundada precisamente por el compañero Armando González Treviño, era el orador de su logia  y fue secretario general de la ACLT.

Asimismo,  para concluir, es necesario explicar que la masonería formal en nuestro país lleva más de 300 años, con muchos destacables hermanos, entre ellos el gran maestro venerable, Francisco Hernández Cardona,  de la respetable Logia Simbólica Helios, número 6, Oriente,  de Control Tamaulipas.
Compartir en Google Plus

Editores periodico frontera

0 comentarios: