Los sueños no existen, solo las metas: Ángel Azul

Por Verónica Bautista./REDACCION.
14/MARZO/2017

Matamoros, Tamps. Alguna vez nos hemos preguntado ¿que se sentirá estar arriba del ring?¿como será la vida de un luchador? Simplemente es distinta a como imaginamos, la persona que se dedica a las luchas extremas entrega el alma al momento de estar cara a cara de su contrincante.

El nene malo de la lucha extrema, mejor conocido como "Ángel azul", quien lleva aproximadamente 20 años de dedicarse a esta profesión nos menciona que cuando se encuentra arriba del ring es otra persona, a quien solo le importa vencer y obtener la victoria.

"Al momento de estar arriba del cuadrilátero me siento feliz, ya que doy lo mejor de mi. Mi meta es ser una estrella reconocida a nivel local, nacional e internacional. Sé que mi esfuerzo y mi pasión a las luchas me pondrán el día de mañana en el lugar que tanto he anhelado y cuando mencionen mi nombre todos me verán como la estrella que soy", sentenció.

Dijo que en ocasiones ha pensado dejar está profesión, sin embargo no lo ha hecho ya que planea hacerlo cuando cumpla 25 años de estar arriba del ring y cuando llegue el momento podrá retirarse contento por haber logrado todo lo que había planeado.

Indicó que durante este tiempo que lleva dedicándose a esta profesión a sufrido lesiones en la cadera, rodilla y cabeza, también se a quebrado la clavícula y el pie, pero esto no ha sido motivo para abandonar lo que más le apasiona.

Por último "Ángel Azul" agregó que los sueños no existen solo las metas, y  esas son las que se  cumplen con trabajo, paciencia y pasión por lo que uno hace o se dedica.
Compartir en Google Plus

Editores periodico frontera

0 comentarios: