Tenencia e Impuesto sobre nóminas


Por Mario A. Díaz

-Subsidio apoyará a propietarios de vehículos

-Impuesto sobre nóminas inconforma a empresarios 

-Reclaman a diputados federales incremento al “bono navideño”

    UNA vez disipada la duda al respecto, los propietarios de unidades motrices en Tamaulipas cumplirán con la obligación fiscal que representa el pago de tenencia vehicular en condiciones favorables.
    Quienes posean un vehículo modelo 2011 y anteriores obtendrán un subsidio del 100 por ciento en el pago del impuesto y por concepto de rezago.
   Con todo y que existe un clamor generalizado para eliminar el pago de la tenencia vehicular-impuesto único en el planeta-el primer gobierno de alternancia en esta entidad federativa encontró una solución que si bien no satisface la expectativa, al menos ofrece un paliativo económico.
    Los recortes presupuestales de la Federación obligan a mantener esa recaudación fiscal que representa 280 millones de pesos en 2017. Sin embargo, el subsidio estatal favorece a más de 155 mil familias tamaulipecas que poseen una unidad motriz de modelo 2011 o anteriores.
    Obviamente, como suele suceder en decisiones de esa naturaleza, la opinión pública genera corrientes encontradas. Por un lado, quienes insisten que la tenencia vehicular debe desaparecer luego de haber cumplido el objetivo por el que fue promulgada y, por el otro, quienes consideran que a través subsidios paulatinos se logra ahorro familiar y permite soporte financiero a la administración estatal.
    Pero no tan solo el gobernador FRANCISCO JAVIER GARCIA CABEZA DE VACA analiza y enfrenta el problema del impuesto por tenencia vehicular. También, el mandatario estatal cabildeó y logró el incremento al impuesto sobre nóminas.
    Actualmente, los patrones tamaulipecos pagan a la Secretaría de Finanzas del Gobierno del estado de Tamaulipas el dos por ciento de sus respectivas nóminas.
    Con el objeto de obtener un financiamiento para invertir en seguridad patrimonial, la clase patronal propuso al gobernador CABEZA DE VACA que ese impuesto se eleve al 2.5 por ciento y que lo recaudado se maneje a través de un fideicomiso.
    En contraparte, el gobierno panista presentó una iniciativa de ley que eleve a un 3 por ciento el impuesto sobre nóminas y que tal recurso sea manejado por el Ejecutivo.
    Los criterios encontrados comienzan a generar un clima de incertidumbre en el parlamento cuerudo, a pesar de que la mayoría de la LXIII Legislatura Tamaulipeca es de extracción albiceleste.
    De entrada, los empresarios liderados por el propietario de parques industriales, SERGIO ARGUELLES, han manifestado su inconformidad a la iniciativa cabecista. Lo malo del caso es que se sienten defraudados porque, según su dicho, apoyaron económicamente la campaña del primer gobernador de oposición en la esquina noreste mexicana.
    Sea como fuere, lo cierto es que el titular de la Junta de Coordinación Política del Congreso Local, CARLOS ALBERTO GARCIA GONZALEZ, ajustó sus baterías legislativas para sacar adelante la iniciativa que incrementa en un tres por ciento el impuesto sobre nóminas.
    Por cierto, eso de actividad de diputados trae a la memoria la inconformidad pública presentada por un grupo de ciudadanos a través de un medio impreso local por el aumento al bono navideño que se autorizaron los diputados federales en San Lázaro.
    El criterio encontrado se sustenta en que el año pasado los legisladores de la Cámara Baja del Congreso de la Unión se autorizaron un bono navideño de 150 mil pesos y ahora decidieron incrementarlo hasta 370 mil.
   ¿Cómo la ve?
    Y hasta la próxima.

mariodiaz27@prodigy.net.mx
Compartir en Google Plus

Editores periodico frontera

0 comentarios: