LA GENTE QUE ME GUSTA…

Cartelera, lunes 26 de dic.
     Humberto Gutiérrez

Noche de Paz, noche de Amor, noche del Nacimiento de Cristo.

En esta Navidad recibí más de lo que merezco, por eso le doy la Gracias a la vida que me ha dado tanto, Gracias a las personas que hicieron esta Navidad llenarán de gozo mi corazón que todavía palpita de emociones placenteras; ver el crecimiento de mi familia, estar con ellos con espiritualidad es un bello recuerdo que quedará imborrable en mi mente, a mi esposa, a mis tres hijos y a mis tres meses y el que viene, nos vemos el año próximo.
Si Dios permite que así sea,
A mis amigos que durante el año convivimos, a los amigos que por circunstancias de la vida nos vemos con poca frecuencia, pero que cuando nos vemos quisiéramos que el tiempo se detuviera, se hicieron presentes ahora, en esta Navidad 2016.
A los lectores de esta colaboración periodística algunos que identifico, otros no, sirva este mensaje para decirles que mis padres me enseñaron al valor que significa la GRATITUD, a todos Gracias por acompañarme en estas líneas, verdaderamente GRACIAS.
Conservo en el baúl de los recuerdos a aquellas personas se hicieron presentes en esta Navidad, los viejos y nuevos amigos tienen un lugar grabado como tatuaje, aquellos que con una llamada, con un watsap, con un correo, con presencia física se presentan en la vida en momentos importantes, pueden ser buenos o malos momentos, pero se hacen presentes.
Con lo que me quedo, después de leer tantos bellos mensajes, tantos buenos deseos que tradicionalmente en estas fechas de hacen, tiempos que invitan a la reflexión de actos en nuestras vidas.
De los mejores regalos que he recibido en esta Navidad. Uno que pregona los valores del Perdón, Comprensión, Amistad, Afecto, Buen Ejemplo, Respeto y Amor.
Regala a tu enemigo el PERDON, a un amigo COMRPENSION, a un desconocido tu AMISTAD, a tus seres queridos AFECTO,  a un niño BUEN EJEMPLO, a ti mismo, RESPETO, y a todos AMOR.
Regalos especiales que los pueden encontrar tu corazón, que no cuestan, que es mucho más valioso y ocupan espacio que cualquier otro regalo material , sin embargo satisfacen los sentimientos, enriquecen el alma, fortalece y engrandece  el espíritu y perdura para siempre.
Hace feliz a quien los da y a quien los recibe.
En esta navidad Dios me concedió que me regalaran lo mejor de cada una de las personas que se hicieron presentes en mi vida.
A todas ellas, por eso y por mucho más, BENDICIONES.
O como este otro mensaje apropiado para estos tiempos, representan ejemplos de FE, Confianza, Esperanza y Caridad.
 Un día los hombres del pueblo decidieron orar para pedir que lloviera. El día de la oración, toda la gente se reunió llegó con sombrilla. *Eso es FE*.
Cuando lanzas a un bebé al aire y se ríe es porque sabe que lo atraparás de nuevo.  *Eso es CONFIANZA*
Cada noche nos vamos a dormir, sin la seguridad de que estaremos vivos a la mañana siguiente, y sin embargo ponemos la alarma para levantarnos. *Eso es ESPERANZA*

 Hacemos grandes planes para mañana a pesar de que no conocemos el futuro en lo absoluto.*Eso es SEGURIDAD*

 Vemos el sufrimiento en el mundo y a pesar de ello nos casamos y tenemos hijos. *Eso es AMOR*
Había un anciano con la siguiente leyenda escrita en su camiseta: “No tengo 70 años, Tengo 16 con 54 años de experiencia”. *Eso es ACTITUD*

Vive tu vida así, con Fe, Confianza, Esperanza, Seguridad, Amor y Actitud!.
Este otro:
De Mario Orlando Hardy Hamlet Brenno BENEDETTI FARRUGIA  más conocido como  Mario BENEDETTI. (1920-2009), fue un escritor, poeta y dramaturgo uruguayo, escojo para este día porque así soy y porque me gusta como soy.
LA GENTE QUE ME GUSTA

Me gusta la gente que vibra, que no hay que empujarla, que no hay que decirle que haga las cosas, sino que sabe lo que hay que hacer y que lo hace.
La gente que cultiva sus sueños hasta que esos sueños se apoderan de su propia realidad.
 Me gusta la gente con capacidad para asumir las consecuencias de sus acciones, la gente que arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño, quien se permite huir de los consejos sensatos dejando las soluciones en manos de nuestro padre Dios.

Me gusta la gente que es justa con su gente y consigo misma, la gente que agradece el nuevo día, las cosas buenas que existen en su vida, que vive cada hora con buen ánimo dando lo mejor de sí, agradecido de estar vivo, de poder regalar sonrisas, de ofrecer sus manos y ayudar generosamente sin esperar nada a cambio.

Me gusta la gente capaz de criticarme constructivamente y de frente, pero sin lastimarme ni herirme. La gente que tiene tacto.

Me gusta la gente que posee sentido de la justicia.

A estos los llamo mis amigos.

Me gusta la gente que sabe la importancia de la alegría y la predica. La gente que mediante bromas nos enseña a concebir la vida con humor.

La gente que nunca deja de ser aniñada.

Me gusta la gente que con su energía, contagia.

Me gusta la gente sincera y franca, capaz de oponerse con argumentos razonables a las decisiones de cualquiera.

Me gusta la gente fiel y persistente, que no desfallece cuando de alcanzar objetivos e ideas se trata.

Me gusta la gente de criterio, la que no se avergüenza en reconocer que se equivocó o que no sabe algo. La gente que, al aceptar sus errores, se esfuerza genuinamente por no volver a cometerlos.

La gente que lucha contra adversidades.

Me gusta la gente que busca soluciones.

Me gusta la gente que piensa y medita internamente. La gente que valora a sus semejantes no por un estereotipo social ni cómo lucen. La gente que no juzga ni deja que otros juzguen.

Me gusta la gente que tiene personalidad.

Me gusta la gente capaz de entender que el mayor error del ser humano, es intentar sacarse de la cabeza aquello que no sale del corazón.

La sensibilidad, el coraje, la solidaridad, la bondad, el respeto, la tranquilidad, los valores, la alegría, la humildad, la fe, la felicidad, el tacto, la confianza, la esperanza, el agradecimiento, la sabiduría, los sueños, el arrepentimiento y el amor para los demás y propio son cosas fundamentales para llamarse GENTE.

Con gente como ésa, me comprometo para lo que sea por el resto de mi vida, ya que por tenerlos junto a mí, me doy por bien retribuido.
Ahora sí, estaré de regreso el día 2 de enero.
Compartir en Google Plus

Editores periodico frontera

0 comentarios: