Geño culpable…pero libre



Por :Mario A. Díaz

-Solo daño político dejará hipoteca del ISN

-Congreso autorizo el préstamo y avaló la cuenta pública

-Diputados sabían pero no la opinión pública

    DERIVADO de la magnitud del hecho y los protagonistas del mismo, el tema relacionado al incremento del Impuesto al Salario Nominal (ISN), ha dividido la opinión pública.
   En efecto, luego del anuncio del gobernador FRANCISCO JAVIER GARCIA CABEZA DE VACA en el sentido de que ese impuesto estatal está hipotecado hasta por 30 años desde 2009, la sociedad tamaulipeca ha externado su disgusto ante lo que se considera una irregularidad por parte del sexenio en el poder en ese entonces.
    Como es del dominio público, EUGENIO HERNANDEZ FLORES, gobernante en ese tiempo, mandó una iniciativa de ley al Congreso Local para que autorizara al Ejecutivo un préstamo por el orden de 6 mil millones de pesos para invertirse en distintas obras de infraestructura urbana. El aval sería precisamente el impuesto estatal del 2 por ciento sobre nómina.
   El Poder legislativo, con mayoría priísta, dio luz verde a la iniciativa geñista, y las instituciones bancarias Banorte y Bancomer aportaron el millonario recurso que ingresó a las arcas estatales.
    Posteriormente, el parlamento cuerudo avaló la cuenta pública de HERNANDEZ FLORES y, por ende, prácticamente legalizó lo que ahora aparece como una irregularidad. Lo relevante del caso es que todas las representaciones partidistas en aquella LX Legislatura Tamaulipeca no se opusieron a la iniciativa que hipotecó ese recurso estatal hasta el año 2039.
    Además del ojiverde gobernador, son protagonistas la totalidad de los diputados locales, incluyendo al actual mandatario estatal GARCIA CABEZA DE VACA, que ocupaba una curul por la vía plurinominal. El pastor congresal en ese entonces y encargado del respectivo y necesario cabildeo fue el doctor FELIPE GARZA NARVAEZ.
     Justamente, ante tal información que ha surgido con relación al caso, la opinión pública se ha polarizado.
    Obviamente, quienes han manifestado malestar e inconformidad son los empresarios de Tamaulipas, quienes, como consecuencia del saqueo y recortes presupuestales federales, ahora tendrán que aportar el tres por ciento sobre nómina al estado.
    El dos por ciento de lo recaudado seguirá siendo abonado a Banorte y Bancomer  para amortizar el millonario préstamo, y el uno por ciento del incremento será manejado por la Secretaría de Finanzas Estatal para ejercerlo en el rubro de seguridad pública.
    Sobre decir que el imaginario colectivo está en espera de una denuncia formal por parte del primer gobierno alternante en la esquina noreste mexicana, y no únicamente el mayoriteo albiceleste en el Congreso Local para sacar adelante el incremento al Impuesto Sobre Nómina.
    Aunque, a decir verdad, tiene razón la legisladora SUSANA HERNANDEZ FLORES, hermana del ex mandatario, al afirmar que EUGENIO está tranquilo y que  no tiene nada que temer.
   Aseveración que, por supuesto, tiene sólido sustento desde la perspectiva que tanto empréstito como gasto fueron autorizados y avalados por el Poder Legislativo.
     En ese contexto, si bien es cierto que EUGENIO HERNANDEZ en un momento dado eludiría cualquier acción judicial en su contra, en el ámbito político sí le perjudica y, sobretodo, es pasto seco para la causa panista en el proceso eleccionario de 2018.
   Lo único malo para CABEZA DE VACA es que formó parte de la Legislatura local que dio luz verde a la iniciativa que hipotecó hasta por 30 años el ISN.
    Y hasta la próxima.
mariodiaz27@prodigy.net.mx

   
Compartir en Google Plus

Editores periodico frontera

0 comentarios: