RELLENO SANITARIO ARDIO POR FALTA DE MANTENIMIENTO

*Señala el regidor comisionado en Limpieza Pública y Protección Civil, Carlos Alberto Reyes

POR DORA MA. MORALES
Mientras las autoridades culpan a los carretoneros o a pandilleros por el incendio del relleno sanitario que inició desde la madrugada del jueves y que despidió humos altamente tóxicos que incluso llegaron a percibirse hasta Brownsville, la culpa recae sobre los funcionarios públicos que de manera indolente nunca atendieron de manera responsable ese espacio que representa el destino final de los desechos de la ciudad.

El regidor Carlos Alberto Reyes, comisionado en Limpieza Pública y Protección Civil, informó que el relleno tiene fuertes deficiencias, como la falta de maquinaria y desorganización, de lo cual se había hecho la observación hace días a la autoridad municipal.

Dijo que el director de Limpieza Publica Jesús Quintana, nunca ha puesto interés en su trabajo, y la muestra está la cantidad de basureros clandestinos que existen en la ciudad, aparte de la incompetencia de Control Ambiental, así como de la dirección de Protección Civil, que no hicieron ningún proyecto de prevención y de protección a la población.
Aseguró que algunos regidores que hicieron un recorrido por las inmediaciones del relleno sanitario antes del siniestro le informaron a la autoridad que el lugar no estaba siendo atendido correctamente y en base a la cantidad de gases que emanaban de los desechos, su incorrecta disposición y falta de mantenimiento, existía la posibilidad de que pudiera arder en llamas dicho espacio.

Explicó que la autoridad municipal no se ha preocupado por adquirir maquinaria suficiente y al no compactarse la basura de manera adecuada se van causando afectaciones en las celdas y mientras tanto el biogas se queda contenido entre las capas de desechos, lo cual provoca que las montañas de basura se conviertan en material fuertemente inflamable.


“Explicó que mientras no se le dé una disposición correcta a los desechos, el relleno va a seguir siendo una bomba de tiempo; comenzó a arder desde la una de la mañana del jueves y el sábado apenas tenían controlada una parte del incendio”, añadió.

El regidor panista comentó que el incendio del relleno sanitario se propagó a lo largo y ancho de una hectárea, por lo que sería difícil hacer cálculos sobre la cantidad de basura que ardió, sin embargo se habla de miles de toneladas y la afectaciones al ambiente fueron evidentes..
Compartir en Google Plus

Editores periodico frontera

0 comentarios: