PAN-PRD….¿en alianza?


-Auguran primera alternancia en el estado de México

-Josefina Vázquez Mota podría ser la candidata de la “alianza antinatura”
-En riesgo la “joya de la corona” tricolor en 2017

CON todo y que se les considera como “alianzas antinatura”, el PAN y el PRD se preparan para enfrentar el reto que significa la gubernatura del estado de México, considerado como la “joya de la corona” del Partido Revolucionario Institucional.
   De acuerdo al calendario electoral, el año próximo se relevarán los poderes constitucionales mexiquenses, entidad que no ha registrado ninguna alternancia política y siempre ha sido gobernada por mandatarios de extracción tricolor.
    La importancia electoral del estado de México que gobierna ERUVIEL AVILA es que concentra el diez por ciento de los electores a nivel nacional. Hasta el momento, el PRI es la primera fuerza política, seguido por el partido del sol azteca, mientras que la tercera posición corresponde a la causa albiazul.
    Sondeos de opinión refieren que el Revolucionario Institucional va a la baja en la preferencia de los ciudadanos en edad de votar como consecuencia de un mal manejo del PRI-Gobierno, luego de recuperar el Palacio Nacional y la residencia oficial de Los Pinos.
    En esa misma perspectiva, se da como un hecho que una eventual alianza PAN-PRD postularía a la expresidenciable JOSEFINA VAZQUEZ MOTA como la candidata a la gubernatura del estado de México. Obviamente, en ese contexto, la panista quedaría fuera de la jugada para la contienda presidencial de 2018.
Lógicamente, el escenario político que prevalece en esa entidad del centro del país da pauta para diversas teorías e hipótesis. Lo más viable es que si la alianza PAN-PRD se impone en las urnas, ya no habría duda para el hipotético escenario que reafirmaría lo que desde ahora se ve venir: una nueva alternancia en la vida política de la república mexicana.
   Teóricamente, para la contienda electoral que definirá el relevo de los poderes federales constitucionales, el PRI y el PAN participarían en alianza, en un afán de evitar que ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR logre su objetivo de gobernar a los mexicanos.
     De entrada, el arrollador triunfo del PAN en las elecciones federales de junio pasado es parte del movimiento en el tablero de ajedrez político azteca orquestado por los grupos de poder que realmente gobiernan a México. La entrega de la “joya de la corona” del tricolor significaría que la maquinaria “anti-lopezobradorcista” está en pleno movimiento.
    Con todo y que en teoría sus doctrinas ideológicas son diametralmente opuestas, en la práctica, el PAN y el PRD han conjuntado esfuerzos para lograr el poder político en distintas entidades federativas. Veracruz, Quintana Roo y Durango son los más recientes ejemplos de que sí funcionan las alianzas “antinatura”.
    Respecto a lo que podría ocurrir en el estado de México con el juego electoral de panistas y perredistas, un hipotético escenario ubica a JOSEFINA VAZQUEZ MOTA en la gubernatura, a cambio de municipios importantes mexiquenses en la competencia eleccionaria local de 2018.
Por lo pronto y en vía de mientras, la semana pasada se reunieron en Toluca representantes populares y partidistas de ambos institutos políticos para dar paso a los primeros acuerdos que permitan el aterrizaje de esa alianza política.
    Al igual que Tamaulipas, hasta antes de junio pasado, el estado de México nunca ha sido gobernado por mandatario ajeno al Partido Revolucionario Institucional.
   ¿Pasará lo mismo que en el norte?
  Y hasta la próxima.
mariodiaz27@prodigy.net.mx
Compartir en Google Plus

Editores periodico frontera

0 comentarios: