Escipión, el Africano



POR ROCIO SESMA VERDE

Hay quienes no quieren que nada ni nadie los detenga, ni siquiera la historia y en esos ideales y en esas luchas,  las hay tanto de buenas como de malas intenciones, pero siempre hay que saber que no detenerse a tiempo abre puertas e interrogantes que obligan al destino individual o colectivo a también intervenir.
Roma, el Imperio de Imperios de la antigüedad nos habla y su legado hoy, está más vigente que nunca, pues la historia nos reseña de que todas las pasadas civilizaciones fueron marcadas por violencia hasta su desaparición.

Pero… Y los buenos, ¿ qué les pasó? … fueron obligados al combate, a cambiar su vida y sus rutinas, a ser los héroes de la historia en la que no querían figurar y entonces nacen las leyendas y las grandes historias de novelas cautivadoras que nos cuentan sus vidas, sus hazañas y si, los admiras, imaginando siempre que nunca nos hubiera gustado estar en medio o al frente de su combate.

 Roma es fracturada a fines del siglo III y sangraba viviendo su destrucción total, a punto de ser aniquilada por los  ejércitos cartagineses al mando de uno de los mejores estrategas militares de todos los tiempos: Aníbal.

 Su alianza con Filipo V de Macedonia, que pretendía la aniquilación de Roma como Estado y el reparto del mundo conocido entre las potencias de Cartago y Macedonia  constituía una fuerza imparable que, de haber triunfado, habría determinado para siempre el nuevo mundo de Occidente

 Pero el destino y la fortuna intervinieron para que no pasara:  años antes del estallido del más cruento conflicto bélico que se hubiera vivido en Roma, nació un niño que estaba destinado a cambiar el curso de la historia: Publio Cornelio Escipión, llamado el Africano.

 Escipión,  el  Africano se enfrentó a los bárbaros que solo querían masacrar a sus ejércitos y cambió la historia de Roma al Triunfar.

 Escipión pasó a la historia y fue reconocido como  el Africano Mayor y el Grande, fue un importante político de la República Romana que sirvió como general durante la Segunda Guerra Púnica y obtener una sensacional victoria frente a los ejércitos de Anibal en la batalla de Zama.

Roma nos recuerda su violencia extrema y la sangre derramada de los inocentes por los bárbaros que imponen violencia y el triunfo de quién salió a responder por los buenos.

Las batallas del pasado nos recuerdan lo importante de la Paz y la reconciliación y el abismo de todas las épocas y de hoy, nos avisa que cuando alguien se mira en el abismo, el abismo lo está mirando a él.

La paz y las batallas de Paz son la mejor historia para escribirlas en el presente o recordemos a Roma o a otros imperios de su preferencia.

@RocíoSesma

Soldesoles20@hotmail.com
Compartir en Google Plus

Editores Jonathan SosaVlogs

0 comentarios: