MININOTICIERO DE ALEJANDRO

    FRASES PA´ LOS BRONCES:

De mis errores serán culpados mis imitadores.

No forniques solo para preservar la irredenta especie humana; porque está más que preservada.

El siguiente cuentecillo pergeñado para criticar el ineficiente sistema de transporte urbano, puede ser aplicado, sin temor a equivocarme, en cualquier municipio de Tamaulipas.  AMEN. 
 La necesidad hizo que aceptara trabajar en una lonchería situada en un barrio popular.- Le dieron el turno de tarde, de 3 PM. a 11 PM. y aunque el propietario; un viejo avaro y lujurioso; le había prometido que la llevaría a su casa; después del corte de caja; raras veces cumplió; así que mi amiga Cismatilia que así se llama; se veía obligada a caminar hasta su casa a pie ya que a esa hora ya no circulaban microbuses y no se podía dar el lujo de tomar un taxi.- Una aciaga noche se topó con un trío de barbajanes, quienes con el rijo a flor de piel, los salaces desfogaron su lujuria contenida y mientras dos de ellos la sostenían por los brazos, el tercero la hacía objeto de la más baja forma de ayuntamiento  para luego turnarse el sitio con los otros dos.- Al final con sus ropas y alma desgarradas y transida de un dolor tan intenso que solo las féminas ultrajadas pueden sentir, se dirigió nuevamente a su casa.- Entró silenciosamente y esa noche se lavó y se lavó y se lavó su cuerpo mancillado, sin que sintiera en ningún momento que volvía a quedar limpia.- Al cabo de 35 días, los malestares y la amenorrea sospechosa le aseguraron un embarazo temido, odiado y no deseado, el cual confirmó con una prueba del “ Test embarazo FASA” que obtuvo en una farmacia.- Llorando se lo confesó a una amiga íntima que para ayudarla, solo se le ocurrió acudir al aborto.- Cismatilia se negó rotundamente, afirmándole que como católica, apostólica y romana que era, consideraba un pecado mortal asesinar así a un bebé, aunque odiara al barbaján que lo engendró.- Al cabo de una semana, concibieron un plan que resolvería el problema sin romper los divinos mandamientos.- Cismatilia tomó un autobús urbano “REPUBLICA DE CUBA” en su terminal en Ciudad Madero con una bolsa que contenía una toalla grande; se sentó en el último asiento de atrás y esperó con el corazón palpitándole de miedo y pavor.- Al llegar al boulevard “Adolfo Lòpez Mateos” ya habían pasado aproximadamente 25 topes y ella había sido lanzada hacia el techo varias veces por la catapulta que hace el autobús, como si fuera una palanca de tercer grado; al rebotar en cada tope; zangoloteada como muñeca de trapo, al regresar bruscamente al asiento se le comprimieron las vértebras cervicales, dorsales y lumbares de la columna , produciéndole un dolor insoportable que sentía hasta el cóccix.- Pronto sintió la hemorragia cuando se le rompió la fuente que contuvo con la toalla y así abortó sin que se le pudiera culpar de pecado mortal alguno; pero el hecho palpable que mujeres que no desearan abortar, sufrirían el mismo caso condenable, me hizo investigar y preguntarle a Conduselfo, uno de los choferes “¿ Porqué había tantos letales topes en lugares en donde ni escuelas hay?.- La respuesta es digna de esculpirse en blanco mármol perenne o en bronce eterno de respetable estatua testimonial.- “Es para evitar accidentes de tránsito”.- Yo que día con día leo , de 4 a 5 accidentes de tránsito graves, respondí “ Ah, entonces sería conveniente poner topes cada 50 metros en las principales avenidas de Tampico y Cd. Madero; como las de López Mateos, de Álvaro Obregón, de Avenida Hidalgo, de Primero de Mayo o la avenida Perimetral…”.- “No, en esas no” me explicó asustado “ En esas hay mucho tránsito”; lógica mexicana pa´su ma.
Compartir en Google Plus

Editores periodico frontera

0 comentarios: